Está vd. en Home / Info / Directrices para la reapertura de las actividades económicas y productivas / Alojamientos y alquileres vacacionales

Alojamientos y alquileres vacacionales

Las presentes indicaciones se aplican a los alojamientos hoteleros y extrahoteleros, a los alojamientos de turismo rural, a los alquileres vacacionales, a los alojamientos turísticos al aire libre, a los refugios de montaña y a los albergues juveniles. Dichas indicaciones, además, deberán ser integradas, en función del contexto concreto, con las relativas a los servicios de hostelería, establecimientos de playa, piscinas, gimnasios, balnearios y spas.

INDICACIONES DE CARÁCTER GENERAL

Las presentes indicaciones se aplican a los alojamientos hoteleros, complementarios (p. ej. extrahoteleros, alquileres vacacionales) y alojamientos de turismo rural.

▪    Predisponer información adecuada sobre las medidas de prevención, comprensible también para clientes de otras nacionalidades, sea mediante el auxilio de señales y carteles específicos, sea recurriendo al personal responsable, encargado de supervisar y fomentar el cumplimiento de las medidas de prevención, así como apelando al sentido de responsabilidad del visitante.

▪    Se podrá tomar la temperatura corporal, impidiendo el acceso cuando esta supere los 37,5 °C.

▪    En las zonas comunes es obligatorio respetar la distancia interpersonal de 1 metro como mínimo. Por tanto, es necesario fomentar y facilitar el cumplimiento de dicha medida y favorecer la diferenciación de los recorridos en el interior de los edificios, poniendo especial atención en las zonas de entrada y salida. En ese sentido, se sugiere la colocación de carteles informativos y/o delimitar los espacios (por ejemplo, con adhesivos que pegar en el suelo, bolas, cintas de señalización, etc.).

▪    El distanciamiento interpersonal no se aplica a los miembros del mismo grupo familiar o de convivientes, como tampoco a las personas que ocupan la misma habitación ni a las personas que, con arreglo a las disposiciones vigentes, no están sujetas al distanciamiento interpersonal. La aplicación de dichas excepciones es de responsabilidad individual.

▪    El espacio dedicado a la recepción y a la caja puede ser equipado con barreras físicas (p. ej. mamparas). Como alternativa, el personal debe llevar puesta la mascarilla cada vez que entre en contacto con los usuarios. En todo caso, se han de favorecer los métodos de pago electrónico y la gestión de las reservas por internet, con sistemsistemas automatizados de check-in y check-out cuando sea posible.

▪    Conservar durante 14 días la lista de los sujetos que se alojan. El cumplimiento de dicha obligación se considerará satisfecho con el envío del documento de notificación de datos de personas alojadas a las autoridades de seguridad pública. En caso de que las personas alojadas hagan uso de servicios accesorios (p. ej. piscina, restaurante, spa, etc.) no es necesario repetir el registro.

▪    El recepcionista debe encargarse, al final de cada turno de trabajo, de la limpieza de la superficie de trabajo y de los equipos utilizados.

▪    Los huéspedes deben llevar siempre puesta la mascarilla en las zonas comunes cerradas. En los espacios comunes al aire libre, se deberá llevar puesta la mascarilla cuando no sea posible respetar la distancia de 1 metro como mínimo, mientras que los empleados están obligados a utilizarla siempre en presencia de clientes y en circunstancias cualesquiera en las que no sea posible asegurar una distancia interpersonal de al menos 1 metro.

▪    Asegurar una amplia disponibilidad y accesibilidad a sistemas para la higiene de las manos con soluciones hidroalcohólicas en varias puntos del interior del establecimiento, fomentando una utilización frecuente de los mismos por parte de los clientes y de los empleados. Eliminar la disponibilidad de revistas y material informativo de uso compartido.

▪    Cada objeto entregado al huésped por el establecimiento para su uso deberá ser desinfectado antes de su entrega.

▪    La utilización de los ascensores debe hacerse de manera que pueda respetarse la distancia interpersonal, con el empleo, no obstante, de la mascarilla, de la que puede establecerse una exención eventual en caso de miembros del mismo núcleo familiar, convivientes y personas que ocupen la misma habitación, así como para personas que, con arreglo a la disposiciones vigentes, no estén sujetas al distanciamiento interpersonal. La aplicación de dichas excepciones es de responsabilidad individual.

▪    Asegurar una frecuente limpieza y desinfección de todos los espacios y locales, poniendo especial atención en las zonas comunes y en las superficies tocadas con mayor frecuencia (pasamanos, interruptores de la luz, botones de los ascensores, manijas de puertas y ventanas, etc.).

▪    Favorecer la renovación del aire en los espacios de interiores. Siempre que sea técnicamente posible, será obligatorio excluir totalmente la función de recirculación del aire en los sistemas de climatización. Si ello no fuera técnicamente posible, habrá que tomar medidas adicionales para su renovación con aire natural, asegurándose de efectuar, no obstante, la limpieza de los filtros de recirculación con el sistema parado, a fin de mantener los niveles apropiados de filtración/eliminación, con arreglo a las indicaciones técnicas recogidas en el documento del Istituto Superiore di Sanità.

▪    En el caso de los alquileres vacacionales, deberá aplicarse aquella parte de las medidas recogidas en la presente ficha que sean compatibles con dicho tipo de alojamiento. Se recomienda efectuar, al cambiar de huésped, una minuciosa limpieza y desinfección de espacios, muebles y decoración, utensilios y, cuando sea facilitada, la ropa de cama y de aseo.

▪    En caso de llevar a cabo actividades de hostelería, se aplicará todo lo previsto en la ficha correspondiente.

▪    Impedir el acceso a espacios donde haga excesivo calor o humedad (p. ej. baño turco) y a la sauna. Se podrá permitir el acceso a dichas instalaciones solo cuando formen parte de un servicio para huéspedes asociado al alojamiento en habitaciones o mediante reserva con uso exclusivo, a condición de que la aireación, limpieza y desinfección antes de cada uso sucesivo queden garantizadas.


ALOJAMIENTOS TURÍSTICOS AL AIRE LIBRE

▪    Los huéspedes deberán utilizar siempre la mascarilla en los espacios comunes cerrados (p. ej. establecimientos comerciales, zonas comunes y servicios higiénicos) y, en cualquier caso, cuando no sea posible respetar la distancia interpersonal de 1 metro como mínimo (con excepción de los miembros de un mismo núcleo familiar o de sujetos que compartan, en todo caso, los espacios de pernoctación). Durante la activad física no es obligatorio el uso de mascarilla.

▪    Los medios móviles de pernoctación de los huéspedes (p. ej. tiendas, caravanas y autocaravanas) deberán situarse dentro de parcelas delimitadas, buscando garantizar el cumplimiento de las medidas de distanciamiento entre las distintas tripulaciones y, en cualquier caso, que este no sea inferior a 3 metros entre las 2 entradas de las unidades habitables cuando estas se hallen una frente a la otra. El distanciamiento mínimo de 1,5 metros deberá mantenerse también en el caso de utilizar accesorios u objetos pertinentes (p. ej. mesas, sillas, tumbonas, hamacas).

▪    Se ha de recomendar la limpieza y desinfección del mobiliario de exterior, además del de interior, a los ocupantes de la parcela.

▪    En cuanto a los servicios higiénicos usados en común, teniendo en cuenta la peculiaridad de los mismos en el contexto de este tipo de alojamientos, se debe introducir la efectuación de la limpieza 2 veces al día como mínimo. Por motivo de una mayor afluencia de huéspedes, en caso de tener una ocupación superior al 70 % de las parcelas desprovistas de servicios higiénicos de que disponga el establecimiento (excluyendo, pues, casas móviles, bungalows y parcelas con servicios privados), la limpieza y la desinfección deberán efectuarse 3 veces al día como mínimo.

▪    La intervención de técnicos de mantenimiento/empleados en los apartamentos en presencia de los huéspedes deberá efectuarse de manera que el distanciamiento social de 1 metro como mínimo quede garantizado.


REFUGIOS DE MONTAÑA Y PARA EXCURSIONISTAS

▪    Cuando sea posible, deberá delimitarse el área exterior del refugio, permitiendo un acceso reglamentado. En presencia de suelo bajo licencia de terraza (mesas, bancos...), será necesario colocar un cartel que recuerde las normas higiénicas y las distancias de seguridad, así como predisponer recorridos que no permitan el cruce entre personas.

▪    En la entrada al área se deberá colocar un dispensador con desinfectante para las manos.

▪    La administración deberá invitar a los huéspedes a que respeten, dentro del área, el distanciamiento social de 1 metro como mínimo y a que hagan uso de equipos de protección individual, tales como la mascarilla. El distanciamiento interpersonal no se aplica a los miembros del mismo grupo familiar o de convivientes, como tampoco a las personas que ocupan la misma habitación ni a las personas que, con arreglo a las disposiciones vigentes, no estén sujetas al distanciamiento interpersonal. La aplicación de dichas excepciones es de responsabilidad individual.

▪    Es obligatorio utilizar manteles desechables y proceder a la desinfección de la mesa y de las sillas antes de volver a utilizar dichos puestos.

▪    Solo se podrá efectuar el servicio a la mesa o para llevar.

▪    Una parte de las plazas para sentarse en el exterior deberá destinarse exclusivamente a las reservas del restaurante.

▪    Cuando en las áreas del exterior haya una zona para pícnic, esta deberá ser de acceso limitado. Cuando sea posible, es oportuno ocuparse de cubrir la zona exterior con toldos, carpas o marquesinas, limitando así la presión excesiva en la entrada del refugio.

Acogida en el refugio
▪    El cupo para la entrada al refugio se ha de determinar en base al número de personas previsto y solo se podrá acceder utilizando los equipos de seguridad previstos (mascarilla).

▪    No se permite la atención al cliente en la barra, sino solo a la mesa.

▪    Siempre que sea posible, es necesario establecer recorridos dentro del refugio que no permitan el cruce entre personas.

▪    La pernoctación y el servicio de comidas pueden ofrecerse preferentemente bajo reserva. En cualquier caso, el registro de las presencias deberá conservarse durante al menos 14 días.

Acceso a las áreas del interior del refugio
▪    Los desplazamientos entre las habitaciones del refugio solo podrá tener lugar si es utilizando los dispositivos de seguridad. Queda prohibido moverse en la zona de noche de los refugios con botas de montaña: los huéspedes deberán llevar pantuflas propias.

▪    En caso de alcanzar el máximo de la ocupación prevista de las plazas destinadas al servicio de restaurante dentro del refugio, en cumplimiento de las distancias de seguridad, la administración deberá predisponer un cartel en la entrada que impida el acceso.

▪    Se habrá de efectuar una limpieza y desinfección esmeradas 2 veces al día como mínimo. Se deberá poner una atención especial en la limpieza y desinfección de los servicios higiénicos, duchas y lavabos de uso en común. En cualquier caso, se deberá entregar a los clientes, o poner a su disposición, kits de limpieza y desinfección para que los usen por sí mismos antes de utilizar los servicios.

Dormitorios
▪    Se deberá predisponer un dispensador de gel desinfectante en la entrada de cada habitación.

▪    La plaza de cama debe incluir un colchón con su respectiva funda de tejido lavable y un set desechable compuesto por una cubierta para el colchón y una para la funda de la almohada, o en su lugar ropa de cama de tejido lavable a 90 ºC. En cualquier caso, sigue siendo obligatorio el uso de un saco de dormir personal.

▪    En caso de que se desee utilizar sábanas desechables, estas deberán sumarse a las cubiertas desechables para el colchón y la funda de la almohada.

▪    En las habitaciones con plazas de cama destinadas a un uso mixto, es decir, a clientes sujetos al cumplimiento del distanciamiento interpersonal, se deberán adoptar medida específicas de mayor cautela: garantizar el distanciamiento interpersonal de 1 metro como mínimo, distanciando las camas 1,5 metros.

ALBERGUES JUVENILES

▪    Cuando sea posible, deberá delimitarse el área exterior del albergue, permitiendo un acceso reglamentado. En presencia de suelo bajo licencia de terraza (mesas, bancos...), será necesario colocar un cartel que recuerde las normas higiénicas y las distancias de seguridad, así como predisponer recorridos que no permitan el cruce entre personas.

▪    En la entrada al área se deberá colocar un dispensador con desinfectante para las manos.

▪    Cuando en las áreas del exterior haya una zona para pícnic, esta deberá ser de acceso limitado. Cuando sea posible, es oportuno ocuparse de cubrir la zona exterior con toldos, carpas o marquesinas, limitando así la presión excesiva en la entrada del albergue.

Acogida en el albergue
▪    La pernoctación y el servicio de comidas, en su caso, pueden ofrecerse solo bajo reserva obligatoria. Se deberá llevar un registro de las presencias conservándolo durante al menos 14 días.

Acceso a las zonas/servicios comunes
▪    Los desplazamientos entre las habitaciones del albergue solo podrá tener lugar si es utilizando los dispositivos de seguridad. Queda prohibido moverse en la zona de noche con el propio calzado: los huéspedes deberán llevar pantuflas propias.

▪    En caso de alcanzar el máximo de la ocupación prevista de las plazas destinadas al servicio de restaurante dentro del albergue, en cumplimiento de las distancias de seguridad, la administración deberá predisponer un cartel en la entrada que impida el acceso.

▪    Para acceder a los servicios higiénicos y duchas del establecimiento, que deberán ser limpiados varias veces al día, es necesario que haya disponibles productos para la higienización de las manos.

▪    Las estructuras comunes (baños, wc, duchas, lavabos, fregaderos), en su caso, deberán ser administradas de manera que puedan utilizarse en cumplimiento del distanciamiento interpersonal de 1 metro como mínimo y evitar concentraciones de personas.

▪    Se habrá de efectuar una limpieza y desinfección esmeradas 2 veces al día como mínimo. Se deberá poner una atención especial en la limpieza y desinfección de los servicios higiénicos, duchas y lavabos de uso en común. En cualquier caso, se deberá entregar a los clientes, o poner a su disposición, kits de limpieza y desinfección para que los usen autónomamente antes de utilizar los servicios.

Dormitorios
▪    Se deberá predisponer un dispensador de gel desinfectante en la entrada de cada habitación de uso mixto carente de servicios higiénicos.

▪    La plaza de cama debe incluir un colchón con su respectiva funda de tejido lavable y un set desechable compuesto por una cubierta para el colchón y una para la funda de la almohada, o en su lugar ropa de cama de tejido lavable a 90 ºC.

▪    En caso de que se desee utilizar sábanas desechables, estas deberán sumarse a las cubiertas desechables para el colchón y la funda de la almohada.

▪    En las habitaciones con plazas de cama destinadas a un uso mixto, es decir, a clientes sujetos al cumplimiento del distanciamiento interpersonal, se deberán adoptar medida específicas de mayor cautela: garantizar el distanciamiento interpersonal de 1 metro como mínimo, distanciando las camas 1,5 metros.

ALQUILERES VACACIONALES


▪    Además de atenerse a las indicaciones de carácter general, se recomienda efectuar, al cambiar de huésped, una esmerada limpieza y desinfección de espacios, muebles y decoración, utensilios y, cuando sea facilitada, la ropa de cama y de aseo. Además, para velar por las personas residentes o alojadas en el mismo edificio en el que tiene lugar el alquiler vacacional, debe garantizarse también una esmerada limpieza y desinfección de las zonas comunes (p. ej. ascensores, zaguanes, escaleras, puertas, etc.).