Está vd. en Home / Ideas de viaje / Turismo itinerante / Roma, el barrio Monti

Roma, el barrio Monti

El barrio Monti de Roma es el barrio de las galerías de arte y de las vinerías.
Tras una larga etapa de puesta a punto urbanística hoy es punto de encuentro de todos los jóvenes turistas de viaje por la capital.
Junto a  la Roma de los Foros Imperiales y del barrio Esquilino, a pocos pasos se encuentran las maravillosas basílicas de Santa María Mayor, con su característico pavimento cosmatesco, y la de San Pedro Advíncula donde se encuentra el famoso Moisés de Miguel Ángel.

Via CavourEntre dos grandes arterias viarias, la vía Cavour y la vía Nazionale, se encuentra la Suburra, el antiguo barrio “Sub Urbe” (“Bajo la ciudad”), cuyas bodegas iban a dar al Coliseo. Sus calles adoquinadas con viejos “sanpietrini” y sus callejuelas de noche, adquieren un encanto innegable. Todo el barrio se desarrolla en torno a la plazuela de Madonna dei Monti, con la representativa Fuente dei Catecumeni del arquitecto Giacomo della Porta, que se presenta como el punto de encuentro principal, tanto para sus habitantes como para los turistas.

Los locales de la zona van a dar directamente a las calles sin aceras, una características que forma  parte del encanto del barrio.
Tiendas-gourmet y restaurantes slow food siembran las calles, a pesar de lo cual los vinos siguen teniendo precios abarcables. En Monti se encuentra Stecchiotti, el carnicero de los presidentes de la República: desde Ciampi hasta Napolitano. Destaca la vía del Boschetto, la calle de Roma con el mayor número de restaurantes por metro cuadrado. Hay que destacar el local “I tre scalini” (“Los tres escalones”), con su decoración del siglo pasado, especializado en ensaladas y queso scarmorza.

Entre las pizzerías de la zona, famosa es “Le Carrette”,  con una inmejorable relación calidad-precio y conocida por la amabilidad de sus camareros. No hay que dejar de probar los platos de “Da Valentino”, en vía del Boschetto, que ofrecen la auténtica cocina romana, con especialidades a base de jabalí, setas a la plancha y sus famosos caracoles guisados como platos fuertes.
La panadería en vía dei Serpenti se ha transformado hoy en un café restaurante famoso en toda la ciudad como lugar ideal para desayunar. A su lado, vía Panisperna, lugar de famosos restaurantes desde los tiempos de la Dolce Vita, toma su nombre del latín panis et perna (pan y jamón) y ha pasado a la historia como el lugar donde Enrico Fermi reunió a los físicos más brillantes a principios de los años 30.

En Monti resiste una red de pequeños comercios y artesanos que dan la impresión de haberse detenido en el tiempo. Se trata de doradores, cromadores, carpinteros, herreros, ropavejeros transformados en anticuarios, etc. Aquí se encuentra uno de los mercadillos más famosos del vintage de Roma y un nutrido grupo de pintores y de galerías de arte, pequeñas y llenas de encanto, como la Galería Fondaco. Destaca además por la cantidad de pubs donde los turistas ingleses se reúnen para cantar después por las calles del barrio bien entrada la noche, en el camino de vuelta a casa.

En Monti se encuentran artistas, locales gay, internet Wireless gratis y las tres “T” de Richard Florida: talento, tolerancia y tecnología. En Monti encontramos bed&breakfast, monjas, la iglesia ucraniana y algunas facultades universitarias. El director Mario Monicelli le ha dedicado un intenso cortometraje presentado en el Festival de Venecia.
Monti es un barrio que no puede perderse todo aquel que visita la ciudad eterna.

Información útil

Cómo llegar

En Metro
Línea B - parada “Cavour”
Línea B - parada "Coliseo"

En Autobús
C3, 75, 84 e 117


Monumentos, parques e iglesias en las cercanías

San Pedro Advíncula (0,2 km)
Coliseo (0,6 km)
Foro Romano (0,6 km)
Basílica de Santa María Mayor (0,4 km)
Parque de Colle Oppio (0,2 km) 
Basílica de San Juan de Letrán (0,6 km)
Fuente de Trevi (0,7 km)
Plaza Venecia (0,8 km)