Está vd. en Home / Ideas de viaje / Turismo itinerante / Isquia: los parques termales

Isquia: los parques termales

Isquia es la isla más grande del Golfo de Nápoles. Conocida como la isla verde por su naturaleza  frondosa, aparece encajonada entre las rocas repleta de vides y bosques de robles y castaños. Este escenario excepcional es el marco de un patrimonio termal único en el mundo, caracterizado por la presencia de aguas termales minerales, calientes, muy calientes e hipertermales.Isquia - Playa de las Fumarolas - Photo by Roberto Composto - FlickrPor este motivo la isla se presenta como un mosaico de extraordinarios parques termales a dos pasos del mar. Plantas exóticas y jardines se alternan con piscinas termales y de agua de mar, saunas, baños turcos y centros de belleza que hacen de Isquia un centro vacacional único.

Isquia es la capital de la actividad termal en Europa con sus 103 manantiales termales, sus 69 fumarolas y sus más de 300 establecimientos. La historia de la explotación terapéutica de sus aguas se pierde en los tiempos y sus propiedades terapéuticas de sus aguas suponen un gran atractivo para todos aquellos que buscan un poco de relax, cuidados y bienestar en un marco de magníficos paisajes naturales.

La actividad volcánica presente en el subsuelo hace de Isquia una tierra viva y generosa, caracterizada por una naturaleza exuberante. En este magnífico paisaje mediterráneo encontramos numerosos parques termales que hacen inolvidable la estancia en la isla.

Los Giardini di Poseidon, situados en el municipio de Forio, en la estupenda bahía de Cítara, acogen a sus visitantes con 22 piscinas de agua termal que surgen a temperaturas comprendidas entre los 16 y los 40˚C.
Un auténtico paraíso termal que, a lo largo de sus 60.000 metros cuadrados, llega hasta el mar ofreciendo una bellísima playa con todo tipo de comodidades.
Continuando hacia la localidad de Lacco Ameno es posible transcurrir una jornada regeneradora en el Parque Hidrotermal Negombo; el parque ofrece a sus visitantes espléndidos ángulos de relax en jardines poblados de plantas tropicales y de rica vegetación.

El parque ofrece la posibilidad de realizar un recorrido “kneipp” en el que se alternan agua caliente y fría para estimular la circulación y muchas otras piscinas termales con distintas temperaturas que contribuyen a un relax que aumenta de piscina en piscina.
En el mes de agosto los encuentros en el parque se animan con espectáculos musicales y cabaret.

Prosiguiendo hacia el este, en la localidad de Casamicciola, surge el Parque Termal Castiglione, con 10 grandes piscinas termales, entre los 30 y 40 ˚C, y una piscina olímpica con agua de mar. El parque está incluido en un exuberante entorno cubierto de hierba y pinos.

En la cercana Isquia Ponte, es posible seguir un tratamiento regenerativo en el Giardino Eden. El parque se encuentra en una posición desde la que se disfruta de una magnífica vista panorámica, cerca del Castillo Aragonés, y pone a disposición de sus visitantes cuatro piscinas en medio de una densa vegetación.
La oferta de relax y bienestar continúa si proseguimos hacia el sur, en el municipio de Barano d’Isquia en la localidad de Buonopane, encontramos la Fonte delle Ninfe Nitrodi, conocida por la calidad terapéutica de sus aguas, clasificadas como medio-minerales e hipotermales. Las propiedades de estas aguas se conocen desde la antigüedad (desde el siglo III a.C.).

El parque termal Aphrodite Apollon, en Sant’Angelo d’Isquia, además de las 12 piscinas termales, ofrece la posibilidad de disfrutar de una sauna relajante dentro de una gruta natural. No debe dejar de hacerse una visita a la playa de las Fumarolas, meta imprescindible para los amantes de la arena.
Este tour, en nombre de la "puesta en forma", se concluye en la localidad de Serrara Fontana, donde se encuentran las atractivas termas de Cavascura, excavadas en la piedra. Cascadas y manantiales de agua termal que afluyen en  las distintas ciénagas de toba regalando sensaciones de gran bienestar a todos aquellos que se sumergen en ellas.

Isquia permite a sus visitantes conjugar salud, mar, naturaleza deporte y gastronomía de primer orden en unas vacaciones únicas.

Los amantes de las actividades al aire libre pueden disfrutar de una oferta extremadamente amplia que incluyen deportes de aire, de agua y de tierra. 

Después de una relajante jornada nos podemos dejar seducir por las exquisiteces de la cocina de Isquia. El conejo de Fossa, la caponata de Isquia, el pan y la pizza, la miel, las alubias zampognari y el fresquísimo pescado son algunos de los ejemplos de la generosidad de esta isla.

Además, la tierra de tuba de Isquia permite la producción de vinos con características excelentes, blancos de embriagador perfume y rojos de gran carácter que acompañan los platos típicos.
Los bellos campos de limones de la isla producen óptimos frutos  utilizados para realizar el buenísimo Limoncello, exquisito licor que debe consumirse frío.

Información útil



Cómo llegar

Con hidroala y ferry desde
Mergellina, Napoli Beverello, Pozzuoli 
Las compañías navieras:
SNAVCaremarMedmarAliLauro 

En Avión
Napoli Capodichino

En Coche
Desde Roma (A1) - Desde Bari (A16) - Desde Salerno (A30)

En Tren
Nápoles Campos Flegreos,  Nápoles Mergellina, Nápoles Central