Está vd. en Home / Ideas de viaje / Turismo itinerante / Agroturismo

Agroturismo

En Italia son muchos los turistas y los viajeros que buscan agroturismos para alojarse, auténticos espacios agrícolas dotados de todo tipo de confort.
Desde las magníficas colinas de Toscana hasta los mágicos pueblos de Umbria, de los campos de los alrededores de ciudades artísticas como Nápoles, Roma o Venecia hasta las zonas interiores de Sicilia, este tipo de vacaciones ofrece la posibilidad de vivir en estrecho contacto con la naturaleza y permite al visitante conocer de cerca las labores desempeñadas en el ámbito agrícola.Agroturismo en ToscanaUno de los principios fundamentales del turismo agrario es, de hecho, el uso de alimentos que vienen producidos y cultivados en el lugar. 
Toda una oportunidad, a través del agroturismo, de degustar las delicias locales y descubrir las tradiciones gastronómicas regionales: desde la trufa piamontesa hasta el jamón friulano, desde la mozzarella de búfala campana hasta la mortadela boloñesa sin olvidar el buen aceite de oliva de Apulia. Los restaurantes de los agroturismos, además de ofrecer la posibilidad de pasar un buen día “de excursión” frente a una generosa mesa, permiten ampliar los horizontes gastronómicos acercando al turista al sabor de la cocina tradicional.
Elegir un agroturismo como tipo de alojamiento puede transformar las vacaciones en todo un descubrimiento de antiguos sabores.
Se trata de una forma ideal de vacaciones ecológicas, compartiendo con los agricultores, objetivos de desarrollo del territorio y de protección de la natualeza; una prueba de la conjunción entre vacaciones en medio de la naturaleza y turismo sostenible es la presencia de agroturismos también dentro de los parques nacionales – como en el caso de CilentoVallo di Diano y Alburni – dentro de una política cada vez más extendida de disfrutar del patrimonio natural.
Una característica importante de las vacaciones en un agroturismo es la relación calidad-precio sumamente conveniente. 
Desde el principio, de hecho, este tipo de vacaciones ha sido propuesta como “económica”, si bien no hay que olvidar que los agroturismos se han hecho con los años cada vez más acogedores, cuidados y organizados con un crecimiento continuo de calidad ya que están sujetos a las mismas normas de comodidad y seguridad previstas para el resto de estructuras de acogida.
Lo que los diferencia fundamentalmente es el entorno natural, los amplios espacios abiertos y la relación cordial y directa con los propietarios de las estructuras a menudo gestionadas a nivel familiar.
Las vacaciones en agroturismo es adecuada para todos: de los más jóvenes hasta las familias con niños o los ancianos. Unas vacaciones en las que se pueden descubrir itinerarios culturales, arqueológicos, gastronómicos y naturales que permiten conocer las maravillas locales dentro siempre de un contexto paisajístico a preservar.