Está vd. en Home / Ideas de viaje / Naturaleza y paisaje / Montepulciano

Montepulciano

Viajando en la maravillosa Toscana, entre sinuosas colinas e pequeños lagos en la frontera con Umbría, se encuentra este antiguo burgo, que desde lo alto de una colina domina la Valdichiana y el val d’Orcia, se trata de la localidad de Montepulciano.
Un burgo lleno de historia y de obras de arte, en  medio del paisaje agrícola de las tierras de Siena, el lugar ideal para descansar y para vivir en contacto con la naturaleza, entre suaves colinas cubiertas de olivos, viñedos y bosques de pinos y castaños.La historia
De antiguos orígenes etruscos y romanos (la leyenda cuenta que fue fundada por el rey Porsenna) Montepulciano fue un lugar por el que lucharon Florencia Siena. A partir del siglo XVI el burgo fue el centro de un gran fervor cultural y artístico que acogió no sólo a la presencia de grandes humanistas como el poeta Angelo Poliziano, sino también la realización de espléndidas iglesias y demoras ideadas por grandes arquitectos como Antonio Sangallo, Jacopo Barozzi y Baldassarre Peruzzi.
Hoy en día Montepulciano es un gran foco de atracción para los turistas, gracias a su característico urbanismo y a las célebres manifestaciones culturales de las que es protagonista, especialmente gracias a los magníficos viñedos que la rodean de los que se obtiene el óptimo Vino Nobile de Montepulciano DOCG.

Lo que hay que ver
Una fortaleza domina el núcleo histórico de Montepulciano, donde surge la maravillosa Plaza Grande, en la cual se alza el Palacio Municipal, del siglo XIV y la Catedral del siglo XVII dedicada a Santa María de la Asunción. Dentro de la Catedral, de tres naves, se pueden admirar obras de notable valor, como la estatua yaciente de Bartolomeo Aragazzi realizada por Michelozzo y una Asunción de Taddeo de Bartolo. Siempre en la plaza se asoma al Palacio Tarugi, completamente revestido de travertino.
Recordemos también que la Plaza de las Hierbas, la monumental y aislada iglesia de San Blas, conocida como “el Templo” y la de San Agustín, el Palacio Cervini, realizado por Antonio Sangallo el Joven y el Museo Cívico, donde se exponen maravillosas obras de arte sienesas y florentinas.

Lo que no hay que perderse
Famosa por sus antiguas tradiciones, Montepulciano cada año renueva su folklore con espectaculares fiestas, comenzando por el “Bravio delle botti”, una competición entre barrios que tiene lugar por las calles de la ciudad. No hay que perderse tampoco el “Bruscello Poliziano”, un espectáculo teatral basado en las tradiciones populares toscanas que se repite cada año desde 1939 en el atrio de la catedral.

El Vino Nobile de Montepulciano
Montepulciano y las zonas colinares arcillosas en la frontera de la llanura de la Valdichiana como Valiano, Abbadia di Montepulciano, Sant’Albino, Arginao, San Gavino, Gracciano, son las zonas de producción del Vino Nobile Motepulciano.
La uva que caracteriza este aristocrático vino es el Prugnolo Gentile. En Montepulciano tiene la sede el Consorcio del Vino Nobile y varias bodegas importantes como la Bodega del Redi, que da directamente a la terraza panorámica de Palacio Ricci.

Información útil

Enlaces útiles
Toscana turismo

Cómo llegar


En tren
Estación ferroviaria de Chiusi - Chianciano Terme: linea principal Roma - Florencia - Bolognia - Milán.
Proseguir con el tren regional hacia Siena y bajar en la estación de Montepulciano: linea Empoli - Siena – Chiusi

En autobús
Autolíneas LFI (La Ferroviaria Italiana): servicio urbano y extraurbano hacia Montepulciano. Para consultar los horarios visitar la página web de la empresa www.lfi.it/

En avión
Aeropuerto de Florencia (unos 120 km)
Aeropuerto de Pisa (unos 160 km)
Aeropuerto de Roma-Fiumicino (unos 200 km)