Está vd. en Home / Ideas de viaje / Naturaleza y paisaje / El Parque de la Murgia Materana

El Parque de la Murgia Materana

El Parque de la Murgia fue instituído en 1990 con el nombre de Parque Regional Arqueológico Histórico Natural de las Iglesias Rupestres del Materano. Incluido con los “Sassi” de Matera en la World Heritage List de la Unesco, es hoy unos de los más espectaculares paisajes rupestres de Italia y que mejor testimonia la antigua relación entre hombre y naturaleza.Parque de la Murgia MateranaEl hombre y el territorio

El parque, que surge entre los municipios de Matera y Montescaglioso, en la región de Basilicata, a pocos kilómetros de distancia de la frontera con la Apulia, se caracteriza pos sus rocas suaves, de calcarenitos, que han desarrollado un papel esencial en las formas asumidas por el paisaje, diseñando picos y grutas utilizadas por el hombre que ha habitado la zona desde la prehistoria.
La técnica de construcción era definida como “arquitectura en negativo”, es decir, que no se construía sino que se “quitaba” materia de la roca, excavándola, para crear la estructura arquitectónica.
Es este el motivo por el que en el Parque de la Murgia se encuentran grutas del Paleolítico (como la Gruta de los Murciélagos), poblados que se remontan al Neolítico, a la Edad del Bronce y la del Hierro (como Murgecchia, Murgia Timone y Trasanello): todos ellos lugares prehistóricos que han contado con la presencia humana, una presencia consistente en su mayor parte en pastores y vaqueros.
Se encontraban en la zona también las granjas, a veces fortificadas, y los característicos recintos para ovejas llamados “jazzi”, abrevaderos y pozos.

Las iglesias rupestres
En el Parque de la Murgia existen 150 iglesias, todas distintas en cuanto a su arquitectura e iconografía, entre las que destacan la de San Leonardo, San Giacomo, Capuccino Vecchio y Santa Cesarea.
Realizadas en su mayor parte durante la Edad Media, en un período que vió cruzarse la cultura greco bizantina con el mundo latino, también fueron excavadas en la roca. Lo que más llama la atención es que nacieran como lugares de culto, si bien a lo largo de los años las iglesias han sido utilizadas con otras finalidades, transformándose, dependiendo de la necesidad, en habitaciones o establos.
Estas iglesias son un importante testimonio de la presencia humana, en concreto de monjes benedictinos, lombardos y bizantinos.

La naturaleza
Una naturaleza variada y salvaje es la del Parque de la Murgia que presume de 1.200 especies botánicas (un sexto del total de la flora nacional y un tercio de la regional), un número considerable en una zona de unas 7000 hectáreas de superficie.
En este magnífico lugar, a  través del río Bradano y de los torrentes Gravina y Jesce, hay casi un centenar de especies raras.
Prueba de la sorprendente riqueza natural y la abundante fauna de esta zona son los zorros, liebres, jabalíes y gatos salvajes, así como la presencia de importantes aves rapeces como el milano real, el lanario, el alimoche y sobre todo el cernícalo primilla, la pequeña rapaz símbolo del parque.

Lo que hay que saber
Para descubrir y aprender a amar el Parque de la Murgia Materana ha sido creado el CEA, Centro de Educación Ambiental de Matera, que cada año realiza excursiones, encuentros y recorridos guiados para los miles de visitantes de todas las edades.
Numerosos restos del período prehistórico se conservan en el Museo Nacional “Domenico Ridola” en Matera, mientras que restos que se remontan al período griego (VIII-VII a.C) y romano (III a.C) se pueden apreciar en la zona de Montescaglioso.

Información útil

Parque de la Murgia Materana

Entidad Parque Arqueológico Histórico Natural de las Iglesias Rupestres del Materano

Via Sette Dolori, 10 (Rioni Sassi)
75100 Matera