Está vd. en Home / Ideas de viaje / Montaña / Donde esquiar en Italia: las doce mejores estaciones de esquí italianas

Donde esquiar en Italia: las doce mejores estaciones de esquí italianas

Desde el Valle de Aosta al Trentino-Alto Adigio, pasando por Lombardía, el Véneto y el Piamonte, no faltan ocasiones para quien quiere disfrutar de las vacaciones invernales en la nieve: he aquí una pequeña guía de las mejores pistas de esquí en Italia.

Para muchos, noviembre es sinónimo de monotonía y ritmos lentos, días cada vez más cortos y los primeros fríos, pero para muchos otros, los esquiadores, es la época del año más esperada porque marca el inicio de la estación invernal.

Para muchos, noviembre es sinónimo de monotonía y ritmos lentos, días cada vez más cortos y los primeros fríos, pero para muchos otros, los esquiadores, es la época del año más esperada porque marca el inicio de la estación invernal. Quien busca ideas e inspiración para las mejores estaciones donde esquiar en Italia se encuentra con una amplia e interesante gama de posibilidades: a lo largo de nuestra cadena alpina se encuentran algunas de las pistas de esquí de más alto nivel del mundo, numerosas estaciones de esquí glamurosas, hoteles y centros termales excelentes, refugios gourmet y actividades al aire libre de todo tipo para grandes y pequeños.

Ante una oferta tan amplia, elegir puede llegar a ser una hazaña harto difícil. Por este motivo hemos decidido ayudaros e indicaros doce de las mejores estaciones de esquí de los Alpes italianos. ¿Listos para desenfundar los esquíes? ¡Vamos allá!

 

Donde esquiar en Trentino 

 

San Martino di Castrozza

Enmarcada entre las majestuosas cimas del Grupo Pala, San Martino di Castrozza es uno de los destinos más espectaculares de todos los Dolomitas. Incluida en el área de esquí Dolomiti Superski – con 1.200 km y 12 pistas de esquí es el más grande de  Italia – San Martino di Castrozza posee 60 km de pistas, tres snowpark y dos escuelas de esquí.

Tres estaciones de esquí, conectadas por cómodos skibus: Ces-Tognola, con pistas azules anchas y fáciles y pistas más adrenalínicas, como la mítica Tognola Uno, Col Verde, donde esquiar día y noche a los pies del Grupo Pala, y la estación de esquí Rolle, a 2.000 m de altura, con pistas para todos los gustos, también para familias.

Unas vacaciones en la nieve en San Martino di Castrozza es también la mejor ocasión para visitar Mezzano, que gracias a su característico burgo histórico con las casas de estilo alpino ha sido incluido entre los pueblos más bellos de Italia.

Madonna di Campiglio

Sin movernos de Trentino, uno de los mejores lugares donde esquiar en Italia es Madonna di Campiglio, incrustada en una ubicación maravillosa entre los Dolomitas de Brenta y el Grupo Adamello-Presanella. Madonna di Campiglio es un destino histórico del turismo invernal, y forma parte del área de esquí Skirama Dolomiti, el más grande de Trentino.

Conectada con los esquíes en los pies con las áreas de esquí vecinas de Folgarida-Marilleva y Pinzolo, ofrece 150 km de pistas de todos los niveles donde esquiar a 2.600 metros, 70 000 m2 de snowpark, 40 km para practicar esquí nórdico y más de 60 modernas instalaciones de remontes.

Desde 1949, cada año se celebra en Campiglio la‘“3Tre” (“Tres carreras en Trentino”), una de las carreras de esquí más antiguas de Europa y el Carnaval Hasbúrgico, con un desfile en trajes de época.

 

Donde esquiar en Alto Adigio

 

Val Gardena

En la vertiente altoatesina, un auténtico paraíso del esquí es el área de esquí de Val Gardena-Alpe di Siusi, con sus paisajes enormemente escenográficos, entre los que destaca el macizo de Sasso Lungo.

Con instalaciones en Ortisei, Selva y Santa Cristina, esta área de esquí forma parte del Dolomiti Superski, y ofrece pistas de esquí adaptadas a principiantes y familias con niños, pero también pistas para esquiadores expertos y rutas para practicar esquí de fondo.

Desde Val Gardena existe la posibilidad de atrevernos con el Sellaronda (el famoso “Giro dei Quattro Passi”), un recorrido de esquí de 40 km.

En Ortisei merece la pena visitar también el Museo de Val Gardena, un museo etnográfico dedicado a la cultura ladina y a sus características esculturas de madera.  

Alta Badia

Recorriendo el Sellaronda se puede llegar también al área de esquí de Alta Badia, otra zona muy frecuentada por turistas en las vacaciones de invierno.

Además de las conexiones con los valles vecinos, el área de esquí ofrece 130 km de pistas para todos (74 km de pistas azules, 47 km de rojas y 9 km de negras) y 53 instalaciones de remontes.

En Alta Val Badia también puede degustarse una cocina exquisita y unos vinos excelentes: algo insólito en un valle tan pequeño, aquí se encuentran nada menos que tres restaurantes con estrellas Michelin.

 

Donde esquiar en Véneto

 

Cortina d'Ampezzo

Reina por antonomasia de los Dolomitas Cortina d’Ampezzo, situada en la provincia de Belluno, es una estación exclusiva y chic para el turismo invernal, sede de competiciones de esquí de nivel internacional (acogerá los Campeonatos del Mundo de Esquí Alpino 2021 y será una de las protagonistas de las Olimpiadas Milán-Cortina 2026).

Tres áreas de esquí (Faloria – Cristallo, Tofana e Lagazuoi - 5 Torri), conectadas entre sí por skibus, cuentan con un total de 85 km de pistas, y son famosas por la variedad del nivel de dificultad: desde pistas para principiantes a pistas más técnicas, desde pistas suaves para un slow ski al snowpark para los amantes del freestyle

 

Arabba

A los pies del Passo Pordoi, se encuentra el área de esquí de Arabba, uno de los destinos preferidos de los Dolomitas.

Arabba tiene 76 km de pistas de esquí de altísima calidad, directamente conectadas a la Marmolada y a las pistas del Sellaronda, 31 instalaciones modernas, campamentos escuela, descensos fáciles y descensos donde ponerse a prueba. Aquí se encuentra también la pista más larga del Dolomiti Superski: “La Bellunese“, un emocionante descenso de nada menos que 12 kilómetros de largo.

Arabba fue escenario de importantes conflictos durante la I Guerra Mundial: en recuerdo a la Gran Guerra se realizaron un museo, un osario militar en las inmediaciones del Passo Pordoi, el sagrario de Pian di Salesei y monumentos a los caídos.

 

Donde esquiar en Lombardía


En Lombardía hay dos destinos de esquí especialmente interesantes que próximamente darán mucho que hablar: Livigno y Bormio, las dos áreas de esquí elegidas para acoger las Olimpiadas de Invierno 2026 junto con Cortina.

Livigno

Justo detrás de Suiza, el llamado con frecuencia “Pequeño Tíbet” por su elevada posición en el corazón de los Alpes Réticos, Livigno es un destino perfecto para vacaciones invernales con un alto nivel de diversión. 12 pistas negras, 37 rojas, y 29 azules, además de un snowpark para los amantes del snowboard y nieve virgen para quien quiere practicar esquí freestyle con la máxima seguridad.

Bormio

A poco más de 30 km de distancia se encuentra Bormio, otro destino cult para los apasionados del esquí, que albergará el próximo mes de diciembre, como de costumbre, la Copa del Mundo de Esquí Alpino. El área de esquí ofrece 1.800 metros de desnivel con 18 pistas de esquí, de más de 3.000 m, y 15 instalaciones de remonte. Pero no solo eso: dispone también de snowpark, recorrido de obstáculos en la nieve, familypark, zonas para freeride y posibilidad de esquí nocturno.

Bormio es conocida no tan solo por el esquí sino también por sus termas, conocidas ya en la época de los Romanos: hoy es posible rendirse al bienestar en las Termas de Bormio, los Baños Nuevos y los Baños Viejos.

 

Donde esquiar en el Piamonte

 

Via Lattea

 

Con más de 400 km de pistas de esquí soleadas y 70 instalaciones de remonte, el área de esquí de Vialattea es el segundo destino de esquí por tamaño de Italia.

Siete son las estaciones situadas entre Alta Valle Susa (Oulx, Cesana, Claviere, San Sicario, Sauze d'Oulx y Sestriere) y Valle Chisone (Pragelato), con pistas largas y difíciles y pistas para esquiadores que dan los primeros pasos, snowpark para los pequeños pero también para los snowboarder expertos.

Sestriere, en particular, estará pronto bajo los focos: el 18-19 de enero de 2020 acogerá la Copa del Mundo Femenina (gigante y gigante paralelo).

Alagna Val Sesia

Merece la pena considerar también la Alta Val Sesia, a los pies del Macizo del Monte Rosa (con el cual está conectada por un teleférico) para descubrir el área de esquí de Alagna Valsesia: histórica estación de esquí del Piamonte, que hoy se ha convertido en punto de referencia internacional para los amantes del freeride, el esquí fuera de pista.

Además de ser el “Paraíso del Freeride”, Alagna ofrece nueve pistas de esquí atendidas por siete instalaciones de remonte y 10 km de esquí de fondo.

Su territorio, el Geoparque Valsesia, es además Patrimonio de la Humanidad desde 2013 por su especial patrimonio geológico y natural.

 

Donde esquiar en el Valle de Aosta

 

Breuil-Cervinia

En Valtournenche, en presencia del Monte Cervino, se encuentra el área de esquí de Breuil-Cervinia, una de las más extensas de los Alpes. De hecho se extiende hasta la vertiente suiza del Monte Cervino con las pistas de Zermatt y permite esquiar hasta los 3.480 metros del Plateau Rosà.

A las 72 pistas de Breuil-Cervinia se le añaden las 78 de Zermatt, en Suiza, un snowpark (el snowpark de Cervinia, el más alto de Europa), además de 50 instalaciones de remonte, 13 km de esquí de fondo, 3 zonas ski park para los más pequeños y, gracias a los glaciares, 26,5 km de pistas para el esquí de verano.

En el centro de Valtournenche merece una visita la exposición permanente de la “Maison de l’Alpage de la Vallée d’Aoste”, una “rascard”, una casa típica de piedra vista y madera, dedicada a la vida en los pastos alpinos y a la cultura del pastoreo. 

La Thuile

Lo mejor de todo, le sugerimos La Thuile, otra de las estaciones de esquí más famosas de Italia, que con su Espace San Bernando, conectado a la estación francesa de La Rosière, ofrece un área de esquí diversificada y apasionante con 85 pistas de descenso (de las cuales 36 son fáciles, 36 de nivel medio y 13 difíciles) por un total de más de 150 km, 39 modernas instalaciones de remonte y 20 km de rutas para practicar esquí de fondo con diversos niveles de dificultad, además de zonas para practicar el free ride con seguridad, dos pistas de slalom, boarder cross, zona snowkite y parque de juegos infantil.

Desde La Thuile necesitamos menos de 15 minutos en coche para llegar a las Termas de Pré-Saint-Didier, termas históricas ya conocidas en la época romana. Desde las termas, una pasarela panorámica colgante nos lleva al despeñadero de Verney, un itinerario escenográfico adaptado a todos los públicos.