Está vd. en Home / Ideas de viaje / Mar / La Costa de Nausícaa: redescubriendo la Magna Grecia

La Costa de Nausícaa: redescubriendo la Magna Grecia

Un recorrido por la historia de Calabria desde el Parque Arqueológico de la Roccelletta de Borgia a Cabo Colonna a través de localidades turísticas y encantadoras costas del Mar Jónico, en el Golfo de Squillace.

El Parque Arqueológico de la Roccelletta de Borgia (en la provincia de Catanzaro) es el lugar donde surge la colonia griega de Skylletion. Las excavaciones han evidenciado estructuras de varias épocas como el teatro, el foro romano y la basílica de Santa María de la Roccella de origen normanda (1060 d.C.). De la antigua Skylletion griega, no han salido a la luz todavía estructuras murarias, a causa de la superposición de la ciudad romana, pero abundan los hallazgos de cerámicas de los siglos VI, V y IV a.C.
En el interior del parque se sitúa el Antiquarium que acoge algunos hallazgos del lugar, como por ejemplo una espléndida serie de estatuas y retratos del período imperial (I-II a.C)
El foro romano presenta un área rectangular pavimentada y rodeada de pórticos, han sido excavados ya un caesareum, la curia y una zona termal, además son visibles un pequeño templo, una fuente monumental y un tribunal.
El teatro romano (I-II a.C.) con una capacidad de alrededor de 3000 personas surge apoyado en una colina, sobre la que se han localizado un anfiteatro del siglo II d.C., único en Calabria, tres zonas termales, una necrópolis y un acueducto.

Prosiguiendo a lo largo de la costa del Mar Jónico, en dirección a Crotone, y atravesando estupendas localidades turísticas, como Sellia Marina y Botricello, se llega a Le Castella di Isola Capo Rizzuto (en dialecto, Los Castillos de Isla Capo Rizzuto), donde se encuentra también la homónima área marina protegida. Su particularidad es la posición: edificado en un islote en el 204 a.C. cuando el general Aníbal se detuvo en esta zona habitada por árabes y aragoneses, y unido a la costa por una delgada lengua de tierra. Antiguamente Le Castella no era el único castillo de la zona y su nombre en plural indica que las edificaciones eran más de una. 

A 10 km al sur de Crotone, sobre el promontorio que se asoma a la costa jónica de Cabo Colonna, que los antiguos griegos llamaban Heriaon Lakinion, surge el Parque Arqueológico de Cabo Colonna que se extiende a lo largo de 30 hectáreas. El área de Heraion Akron, una de las zonas sagradas más conocidas de toda Magna Grecia, se situaba alrededor del Santuario de Hera Lacinia.
El templo presentaba la clásica forma de los templos griegos: un imponente conjunto de 48 columnas de estilo dórico de 8 metros de altura. La cubierta era de placas de mármol y tejas de mármol pario.

Ciudades que no hay que perderse a lo largo de la costa
La “Costa de Nausícaa” es una de las zonas más sugestivas de toda la costa calabresa, el Mar Jónico entre Punta Stilo (al sur) y Capo Rizzuto (al norte) conserva los testimonios de la floreciente civilización de Magna Grecia y es hoy una renombrada zona turística con espléndidas localidades vacacionales y pueblos antiguos en lo alto de las colinas.

Squillace
Dividiva en distintos barrios, destaca el centro histórico en el que se pueden visitar varios monumentos e iglesias, como el Duomo, dedicado a la Asunción, el Palacio del Municipio y el Castillo Normando: imponente edificio cuya acertada restauración ha transformado Plaza Castillo en un lugar desde el que se puede disfrutar de una magnífica vista. Destaca también la Squillace Nueva, barrio de reciente construcción, Squillace lido y otros barrios más pequeños con un aspecto más rústico. La ciudad cuenta con un reconocimiento especial por parte del Ministerio del Desarrollo Económico y sus cerámicas están clasificadas con la marca DOC (denominación de origen controlada).

Copanello
Situada en el centro del Golfo de Squillace, a lo largo de la espléndida Costa degli Aranci (Costa de los Naranjos) o Costa dei Saraceni (Costa de los Sarracenos), su territorio se caracteriza por sus colinas ondeantes y sus promontorios de granito blanco que descienden hasta el mar, creando arenales de fina arena junto a escollos perforados por grutas: el más famoso es el de San Gregorio. Meta vacacional que albergas numeroso restos arqueológicos de época tardo-romana, como los restos de la pequeña capilla con tres ábsides de San Martín, único vestigio paleocristiano en Calabria.

Pietragrande di Montauro
Surge en el corazón de la Costa degli Aranci (Costa de los Naranjos), cerca de Catanzaro y Soverato, es un conocido centro turístico. Su playa y sus escollos son un marco espléndido para esta localidad única y rica de tradiciones.

Soverato
Situado en la parte sur del golfo de Squillace, por su belleza viene definido como “la perla del Jónico”. Es famoso su paseo marítimo y, debido a la abundancia de caballitos de mar, desde 2009 se ha instituido el parque marino “Bahía de Soverato”. En Soverato podemos disfrutar además de su moderno teatro comunal, un acuario mediterráneo y un espectacular jardín botánico.

Sant'Andrea Apostolo dello Jonio
Es un territorio rico de tradiciones y variados paisajes que abarca el mar, la montaña y zonas de colinas. Famoso lugar turístico por sus espléndidas playas cristalinas e incontaminadas, el pueblo cuenta también con numerosos monumentos e iglesias que se pueden visitar, como la Iglesia Matriz de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo o la Capilla del Palacio Scoppa.

Badolato

Localidad medieval situada en lo alto de una colina a pocos kilómetros de la Costa Jónica, a su espalda aparece la zona pre Serre Calabre. Su origen se debe a Roberto Guiscardo (1080) que hizo erigir un castillo fortificado. El municipio de Badolato Marina acoge copiosos flujos de turistas.

Información útil