Está vd. en Home / Ideas de viaje / Made in Italy / Vespa: historia de un mito italiano

Vespa: historia de un mito italiano

Un icono atemporal que ha atravesado la historia de nuestro país y que, en parte, ha escrito la moda, del cine a la televisión. Un mito que ha durado medio siglo y que hoy sigue representando el „Made in Italy" en el mundo.

Montes de la Laga en Vespa - photo by http://www.donostia.it/ilperimetroContexto histórico-social
Con sus líneas suaves y básicas y su funcionalidad perfecta, es el fruto de una revolución tecnológica que ha literalmente revolucionado el concepto de movilidad a mediados del siglo pasado. Nacida del encuentro de dos grandes personajes: Enrico Piaggio, hábil emprendedor, y Corradino D’Ascanio, genial proyectista, tenía como objetivo simplemente volver a poner en movimiento la Italia de la posguerra. Se convirtió en mucho más que eso: es el ciclomotor más famoso del mundo. Su historia es la de un icono italiano que discurre paralela a la historia del país, desde la posguerra hasta nuestros días. 


Nace la "Vespa"
En la primavera de 1946 se presenta un pequeño y ligeramente extravagante vehículo de dos ruedas. Un vehículo práctico y económico destinado sobre todo a los profesionales y las mujeres, que por fin, pueden conducir una moto llevando falda y sin mancharse de barro ni de aceite. Y se llamará Vespa: 80.000 liras por un sueño de libertad a 60 km/h.
Tras un breve período de prueba estalla el boom: Italia monta en Vespa, en pocos meses se dan pasos de gigante, aplasta a la competencia y se impone en el mercado.

La marca
Desde sus comienzos en la producción de motocicletas, Enrico Piaggio presta mucha atención a la comunicación del producto. El primer anuncio, en 1946, presenta una mujer sentada en una motocicleta; se trata de una mujer trabajadora. Es decididamente una publicidad innovadora y visionaria, en un país en el que las mujeres acaban de votar por primera vez.
Sin embargo será el cine el responsable final del éxito definitivo.
La Vespa se convierte en pocos años en el símbolo de la Italia de la posguerra, a través de sus numerosas apariciones en películas y postales de Italia. Sobre todo „Vacaciones en Roma“ de William Wyler, con una jovencísima Audrey Hepburn que junto a  Gregory Peck se pasea por la capital en una inolvidable Vespa blanca. La escena se transforma en 1953 en un auténtico anuncio de un valor publicitario sin límites para la empresa productora.

A pesar de que a lo largo de los años han sacado al mercado infinitas versiones, hoy la Vespa además de representar Italia en el mundo, es la abanderada del „sueño italiano“. Ningún turista queda indiferente ante la posibilidad de alquilarla, aunque sea sólo por un día, y sumergirse en el encanto de la Ciudad Eterna como en una personal e inolvidable „Vacaciones en Roma“, o por la costa amalfitana o a lo largo de las costas de Sicilia.
Muchos de los que ya la tienen no pierden la ocasión de participar en los encuentros dedicados a la Vespa, aprovechando para viajar por Italia, especialmente en verano, sobre su Vespa. Las carreteras secundarias y los distintos paisajes que se atraviesan a lo largo del camino pueden ser una experiencia única.

Para muchos apasionados que se encuentran en el corazón de la Toscana noroccidental, muy cerca de Pisa y no lejos de Florencia, el Museo Piaggio de Pontedera es algo que no hay que perderse, divertido también para los más pequeños, que podrán recorrer la historia del medio de transporte de dos ruedas más querido del mundo.