Está vd. en Home / Ideas de viaje / Made in Italy / Kartell, el diseño italiano

Kartell, el diseño italiano

Italia es sinónimo se excelencia en el mundo de la decoración. Entre las grandes marcas del made in Italy que embellecen las habitaciones de  todo el mundo – B&B, Lago, Meda, Artemide – Kartell es una de las más famosas.
Conocida por ser la creadora de algunas de los más conocidos productos de fama mundial, como la silla Ghost de Philippe Stark y la librería Bookworm de Ron Arad, Kartell es una empresa italiana que fabrica exclusivamente en Italia con una técnica y una calidad sin igual.
Una de las grandes intuiciones de sus ingenieros fue la de emplear el policarbonato, anteriormente usado en las viseras y escudos de la policía y posteriormente modificado por General Electric para hacerlo más maleable, colorido y resistente. De este estudio nació la silla La Marie inaugurando la era de los productos industriales que hoy decoran las casas burguesas de Manhattan, así como de Milán o Singapur.

Fundada por Giulio Castelli en 1949, la empresa, que produce objetos de decoración de plástico, ha obtenido reconocimientos internacionales y un lugar de honor en los más importantes museos del diseño y del arte contemporáneo de todo el mundo como la Trienal de Milán o el Museo de Arte Moderno de Nueva York.

Uno de los diseñadores que han hecho grande la marca son Ludovico (Vico) Magistretti que ha realizado la popular silla Maui, Philippe Stark que para Kartell ha diseñado la primera silla – Dr. Glob -, Alberto Meda con su silla Honeycomb y Antonio Citterio con su cajonera Mobil, así como otros diseñadores de élite como Patricia Urquiola y Ferruccio Laviani, que han realizado para la empresa milanesa objetos de diseño que se han convertido en iconos del diseño.

Una de las características de los objetos de decoración de la empresa milanesa es la de usar el policarbonato y de trabajar a partir de una única pieza, confiriendo de este modo resistencia tanto al peso como a los agentes atmosféricos, como es el caso de las sillas de exterior. Sus lámparas, famosísimas, como la barroca Bourgie de Ferruccio Laviani, son un perfecto ejemplo del estilo Kartell, objetos decorativos y compañeras de lectura. Bookworm es una librería maleable de muro, gran ejemplo de flexibilidad y resistencia.

La base del éxito de la empresa es el saber artesanal de sus trabajadores y la capacidad de emplear la tecnología más avanzada a la hora de realizar bellos objetos a partir de materiales brutos, proponiendo con los distintos tipos de plástico con los que se han elaborado, una alternativa “natural” al cristal, gracias a su luminosidad, resistencia y precio. Con la base de esta filosofía Kartell ha inaugurado toda una línea de objetos para la decoración del baño y de la mesa revestidos de barnices dorados o plateados. 

Desde siempre presente en el Salón del Mueble de Milán, una de las citas más esperadas del sector, hoy Kartell dispone de 130 sucursales en todo el mundo y exporta principalmente a los Estados Unidos. En 1999 ha abierto un museo con su nombre en Noviglio, en la provincia de Milán, donde también se encuentra la sede de la empresa.