Está vd. en Home / Ideas de viaje / Lugares UNESCO / Villas mediceas en Toscana

Villas mediceas en Toscana

Se encuentra en la magnífica Toscana, en medio de campos maravillosos y cerca de ciudades artísticas como Florencia o Lucca; se trata de las villas en las que habitaron los Medici, señores de la Florencia renacentista, incluidas en junio de 2013 en la World Heritage List de la UNESCO.Villa La PetraiaMás concretamente forman parte del Patrimonio de la Humanidad 12 villas y dos jardines: los Jardines de Bóboli (Florencia) y Pratolino (en Vaglia, Florencia); las villas florentinas de Careggi, la Petraia, Cerreti Guidi, Castello y Poggio Imperiale; las villas de Belcanto en Fiesole (también conocida como Villa  Fiesole), Poggio a Caiano (Prato), La Màgia (Quarrata, Pistoia), Artimino (Carmignano, Prato), Cafaggiolo en Barberino di Mugello, Trebbio (San Piero a Sieve) y el Palacio de Seravezza en Lucca.

Las villas, como escribe la UNESCO “testimonian la influencia ejercida por los Medici en la cultura europea a través de su difuso mecenazgo. Realizadas en armonía con la naturaleza entre los siglos XV y XVII, las villas y los jardines suponen un sistema original de edificios de campaña dedicados al placer, a las artes y al conocimiento.”
Se trata de residencias de campo sumamente particulares en una época en la que las clases altas florentinas poseían, o los típicos casales de campo, o antiguos castillos como símbolo de poder.

Estas villas se encuentran entre los más importantes y elevados ejemplos de arquitectura renacentista y barroca en Toscana. Sus jardines y su perfecta integración en el ambiente circunstante han contribuido a fomentar la sensibilidad estética hacia el paisaje que ha sido una de las características del Humanismo y del Renacimiento.
Los Jardines de Bóboli son un perfecto ejemplo de jardín a la italiana. Nacido como jardín ducal del Palacio Pitti y unido también al Fuerte de Belvedere, ocupa una zona de casi 45.000 m².
Destaca también el espléndido parque de la villa medicea de Pratolino, destruida en 1822 y restructurada y transformada en Villa Demidoff. El parque alberga magníficas obras de arte como la imponente y bella estatua del “Appenino” de Giambologna.

En el elenco de la Unesco se encuentran tanto  extraordinarios monumentos ya conocidos a nivel mundial, como aquellos igualmente valiosos pero menos conocidos.

Estas residencias suponen un auténtico microcosmos cotidiano en torno al que se desarrollaba la vida de corte: lugares de distracción y de representación oficial.
En algunas de ellas los Medici emprendían importantes salidas de caza, como en Trebbio y Cafaggiolo, que además fueron las primeras villas que se construyeron, como testimonia su aspecto de fortificación del siglo XIV. En Cafaggiolo además nació una de los más famosos talleres de cerámica del Renacimiento.

Existen además las residencias de verano, como Villa de Artimio, llamada también “villa de las cien chimeneas” por la gran abundancia de las mismas. Lugar de diversión y reposo es también Villa Fiesole, donde Lorenzo de Medici gustaba reunirse con humanistas como Poliziano y Pico della Mirandola. Fue, en cambio, lugar de importancia estratégica Villa La Màgia, donde en 1536 tuvo lugar un histórico encuentro entre el Duque Alejandro de Medici y el Emperador Carlos V. No hay que olvidar una de las más antiguas residencias, la Villa Carreggi, lugar de reposo y centro económico de tantas actividades agrícolas.

Hoy las residencias desarrollan diversas finalidades. Algunas, como La Petraia, una de las más bellas villas mediceas sobre todo por la posición en que se encuentra, dominando toda la ciudad de Florencia, forman parte del polo de museos florentinos. Mientras que Villa de Cerreto Guidi, que en su día era un coto de caza y un punto de restauro, alberga hoy el Museo Histórico de la Caza y del Territorio. Es otro museo la Villa Poggio en Caiano, encargada por Lorenzo el Magnífico a Giuliano da Sangallo.
Algunas son sede de instituciones como Villa Castello, originalmente decorada con La Primavera y El nacimiento de Venus de Botticelli y hoy sede de la Accademia della Crusca o la villa de Poggio Imperiale, restaurada en estilo neoclásico que alberga una escuela estatal o el Palacio de Seravezza, sede del Museo del Trabajo y de las Tradiciones Populares de la Versilia Histórica.

Información útil

Datos geográficos 
Estado: Italia 
Región: Toscana
Provincia: Florencia, Pistoia, Prato

Enlaces útiles

Cómo llegar
Por el centro de Florencia no pueden circular los coches.
El coche se puede dejar en uno de los varios aparcamientos de la zona comprendida entre las calles de la circunvalación y el inicio de las zonas de tráfico limitado.

En avión
Aeropuerto Amerigo Vespucci 

En tren
Santa Maria Novella es la principal estación ferroviaria y se encuentra en pleno centro histórico de Florencia.