Está vd. en Home / Ideas de viaje / Lugares UNESCO / Turín, las Residencias de la Casa de Saboya

Turín, las Residencias de la Casa de Saboya

Situada entre una llanura y una colina y rodeada por los AlpesTurín es una de las más bellas ciudades de Italia y uno de los centros económicos más importantes del país. Corazón, durante siglos, del reino de los Saboya, Turín ha sido escenario y centro impulsor de la Unidad Nacional, además de primera capital del Reino de Italia. Una visita a Turín y alrededores, para descubrir las espléndidas Residencias Reales que los Saboya hicieron construir entre los siglos XVII y XVIII, significa dar un salto en el tiempo hasta los centros de poder, castillos dedicados a la caza, lugares de retiro y ambientes de corte: un conjunto de arquitecturas monumentales que los Saboya, constructores incansables, hicieron como símbolo del propio poder absoluto. En 1997 la UNESCO ha incluido en la World Heritage List catorce de estas magníficas residencias reales, situadas en Turín y Piamonte.Vista de TurínEn 1572, cuando se convierte en capital del Ducado de Saboya, Turín era todavía una ciudad medieval. El vasto programa de construcciones, promovido por Manuel Filiberto y continuado por sus sucesores, otorgó un nuevo aspecto a la ciudad, que se convirtió en una importante metrópolis con importantes contactos con las cortes realies de toda Europa. Alrededor de la Plaza Castello se situaba la llamada “área di comando” (“zona de mando”) con los palacios más importantes , estrechamente unidos a las residencias y espléndidas villas lejos del centro de la ciudad, algunas de las cuales forman la "corona de las delicias", llamada así por su belleza.

Símbolo del poder de los Saboya, en el corazón de Turín, el Palacio Real fue proyectado por Amadeo de Castellamonte, con una fachada del siglo XVII y ambientes interiores ricamente decorados. No lejos de aquí, el Palacio Madama debe su nombre a las Madame Reales Cristina de Francia y María Giovanna Battista de Saboya-Nemours, que promueven la construcción de la escala y de la elegante fachada, obra de Filippo Juvarra. Destaca también el barroco Palacio Carignano  donde nacieron Carlos Alberto y Víctor Manuel II y que fue sede del primer Parlamento italiano. A lo largo de las orillas del Po es posible visitar el Castillo del Valentino, de estilo francés, hoy sede universitaria. En lo alto de una colina desde la que se controla toda la ciudad, se sitúa la Villa de la Reina, con sus pinturas del XVII y XVIII, el mobiliario original de la época y el enorme jardín.

Forman parte de esta “corona delle delizie” el Castillo de Rivoli, nacido como fortaleza militar y hoy sede del Museo de Arte Contemporáneo y el Castillo de Venaria, antigua residencia de caza, definida por muchos la “Versailles” Saboya, donde es posible visitar el salón de Diana, la Galería Grande, la Capilla de San Umberto y los preciosos y vastos jardines. En la misma zona se encuentra el Borgo Castello de la Mandria, zona que hoy alberga un gran parque natural. No pueden dejar de citarse el Palacete de caza de Stupinigi, proyectada por Filippo Juvarra basándose en el modelo centroeuropeo, que fue lugar de fiestas y pompa así como residencia de Napoleón al inicio del siglo XIX, y el Castillo de Moncalieri, una de las residencias más antiguas, construido en la Edad Media con fines defensivos y adaptado a la vida de corte por los Saboya.

Competan este cuadro los magníficos lugares de vacaciones: el Castillo de Aglié, en la provincia de Turín, con sus trescientas habitaciones decoradas; el Castillo Racconigi, en la provincia de Cúneo, con su gran parque de enorme interés natural; el Castillo de Govone (Cúneo), que fue residencia de verano de los Saboya y que conserva, entre sus particualridades, el jardín del XVIII y los trampantojos de inspiración mitológica del Salón de Honor y, para concluir, la Tenuta de Pollenzo (Cúneo), de estilo gótico, que fue lugar de producción de vinos.

En los alrededores
Visitar Turín no significa sólo sumergirse en el arte, la cultura y la historia que evocan las Residencias de los Saboya. Turín es la capital de Piamonte, que literalmente significa “tierra a los pies del monte”. Desde Cesana Torinese hasta Sestriere, desde San Sicario hasta Sauze d’Oulx, desde Bardonecchia hasta Torre Pellice: no hay un lugar mejor para ir a esquiar o simplemente para disfrutar del relax y de los espléndidos paisajes de montaña.  Los amantes de la naturaleza no podrán perder la ocasión de visitar los bellísimos oasis de la provincia, como la Reserva Natural del Sacro Monte de Belmonte y el Parque Nacional del Gran Paraíso. Para los más golosos recordamos las exquisiteces gastronómicas de la zona, la trufa blanca de Alba, ciudad a una hora de distancia de la capital piamontesa. Turín es también la capital del chocolate  que se puede degustar en tabletas o como bebida caliente, sentados en uno de los característicos cafés del centro.

Información útil

Datos geográficos
Estato:
 Italia
Región: Piamonte
Provincia: Turín

Enlaces útiles
Turismo Turín y Provincia – Las  Residencias Reales 
Ayuntamiento de Turín – Las Residencias Saboya 
Las Residencias Reales de Turín y de Piamonte 

Cómo llegar

En tren
Estación Ferroviaria de Porta Nuova, Porta Susa, Lingotto, Dora.  Info: Trenitalia 

En avión
Aeropuerto internacional de Turín.  Info: aeroportoditorino.it

En bus
Autolinee Baltournetwork Ibusautolinee Eurolines