Está vd. en Home / Ideas de viaje / Lugares UNESCO / Florencia, el casco histórico

Florencia, el casco histórico

Florencia: historia, tradición, arte y cultura. 
La capital de Toscana que, como escribió Stendhal, posee un “encanto sutil”, conserva un patrimonio histórico-artístico conocido en todo el mundo y su casco histórico es un archivo viviente de la cultura italiana y europea; justamente es por esto que Florencia ha sido uno de los primeros lugares Unesco incluidos en la World Heritage List.Florencia, panoramaLa antigua Florencia, llamada así desde el año 50 a.C., ha determinado la historia de Italia y de Europa. 

Capital de Italia durante algunos años, la ciudad ha sido cuna de artistas que han hecho la historia del arte y de la literatura desde el siglo XIII hasta nuestros días: Petrarca y Boccaccio, Brunelleschi, Miguel Ángel Buonarroti y Cimabue, Leonardo Da Vinci, Lorenzo de’ Medici y Niccolò Macchiavelli; la historia de Florencia podría ser contada a través de los grandes hombres que aquí han nacido y que la han hecho famosa  a través de sus creaciones.

Aquí, en 1265, nació el gran poeta Dante Alighieri, al que la ciudad está inseparablemente unida; al mismo siglo XIII se remonta la construcción del Duomo, su Catedral: la Basílica de Santa María del Fiore, con la famosísima e impresionante cúpula de Brunelleschi.
Surge debido a una genial intervención de Giotto, el Campanario gótico que embellece el perfil de la Catedral, frente a la cual se encuentra la construcción de planta octogonal del Baptisterio de San Juan (revestido con una obra maestra de taracea en mármol blanco de Carrara y mármol verde de Prato) y embellecido con las formas renacentistas de la puerta de bronce, definida por Miguel Ángel como “del paraíso”.

Pasear a través de las callejuelas del casco histórico permite imaginar la intensa vida de los comerciantes y los secretos e intrigas del poder político y civil que se desarrollaban entorno a la Plaza de la Señoría, donde destaca la copia de la espléndida figura del David de MiguelÁngel (el original se encuentra en el Museo de la Academia). Desde hace siglos la espléndida estatua en frente de la Logia de la Señoría o dei Lanzi, es una auténtica galería de arte al aire libre y el Palazzo Vecchio, uno de los más importantes palacios públicos medievales de Italia. Desde aquí se accede al ingreso de la Galería de los Uffizi  el más antiguo museo de arte de la Europa moderna.

Florencia y el Arno, el río que atraviesa la ciudad: hay que dar un paseo por el Puente Viejo (Ponte Vecchio), con sus talleres históricos de orfebres y plateros y el corredor proyectado por Vasari, que unía los edificios de la orilla derecha con el Palacio Pitti, en el otro lado del río, y que venía utilizado por los Medici como vía protegida para alcanzar su morada.
El Palacio Pitti es el edificio monumental que alberga la Galería Palatina (con obras de Giorgione, Rafael y Tintoretto). Desde aquí se accede a los Jardines de Bóboli, adornados de estatuas y fuentes, cerrando los ojos es fácil imaginarse las fiestas de la vida cortesana entre grutas, estatuas, juegos de agua y plantas.

En los años en los que Dante era el padre de la lengua italiana, Giotto revolucionaba la pintura introduciendo la representación en perspectiva empírica, visible en el célebre Crucifijo que se conserva en la Iglesia de Santa María Novella, obra maestra gótica que custodia también el extraordinario fresco de Masaccio.
Las capillas Peruzzi y Bardi en la magnífica Basílica de la Santa Cruz, conservando otros importantes frescos del artista. En las inmediaciones, no hay que perderse el famoso David de Donatello y el busto de Bruto de Miguel Ángel, conservados en el Museo Nacional del Bargello.

No hay que perderse

Buona mesa y óptimos vinos, la antigua ciudad es también diversión, música, conciertos y deporte. Para gozar plenamente de la magia de la zona hay que dar un paseo a lo largo de los senderos de las colinas que rodean la ciudad para disfrutar del atardecer en el Arno y dormir al menos una noche en los encantadores agroturismos.
Para los amantes de la moda es casi obligatorio un paseo por la Plaza de la República, con sus  típicos cafés y de donde parten las calles de las tiendas, entre las elegantes vía della Vignola Nouva y Vacchereggia, donde refinadas tiendas se alternan con suntuosos palacios.
En la zona del Mercado Nuevo, se encuentra la Fuente del Porcellino (un jabalí de bronce) a los pies de la cual, dice la tradición que hay que pedir un deseo lanzado una moneda.
Para encontrar los productos del típico artesanado florentino hay que recorrer las vías medievales del lungarno, entre los puentes de las Gracias y Carraia.

Información útil

 
Datos geográficos

Estado: Italia 
Región: Toscana
Provincia: Florencia
Ayuntamiento: Florencia 

Enlaces útiles

Agencia de Turismo de Florencia Tfno. +39 055 23320
E-mail: apt@firenzeturismo.it

Cómo llegar
Está prohibido circular con el coche por el centro de Florencia. 
Pasear a pié es el mejor modo de recorrer la ciudad y en poco tiempo se llega a los principales puntos de la ciudad. El coche se puede dejar en cualquiera de los numerosos aparcamientos de la zona comprendida entre las carreteras de circunvalación y el inicio de las zonas de tráfico limitado.

En avión
Aeroporto Amerigo Vespucci 

En tren
Santa María Novella es la principal estación ferroviaria y se encuentra en pleno centro histórico de Florencia.