Está vd. en Home / Ideas de viaje / Gastronomía / Emilia Romaña

Emilia Romaña

Cappello del PreteEl viaje a lo largo de las raíces de esta Región no puede prescindir del descubrimiento del arte del sabor, de una cocina hecha de sabores fuertes y refinados: desde los campesinos de Emilia hasta los marinos de Romaña pasando por la laguna de los Valles de Comacchio con sus conocidas anguilas. Entre los platos tradicionales hay que mencionar: el típico Erbazzone, una tarta salada con espinacas o los Pisarei y faso, pequeños ñoquis con alubias de la zona de Piacenza, los tortelloniagnolotti y todo tipo de pastas gustosamente enriquecidas con diferentes rellenos, aromas y sabores. 

En Bolonia hagamos un alto para degustar la mortadela, y probarla, por qué no, con la famosa piadina (pan ácimo). Rey indiscutido de la mesa de Parma, pero conocido y saboreado en todo el mundo, es el jamón de Parma, pilar de la gastronomía italiana que junto al maravilloso queso Grana y al ya legendario Parmigiano Reggiano (Parmesano) hacen de la región un paraíso para los amantes del buen comer. 

Otro motivo de orgullo para la región, el vino.
Del Gutturnio, fruto de las Colinas de Piacenza al Trebbiano pasando por el LambruscoBarberaSauvignon Sangiovese.

En fin, sencillez y sabor, una combinación triunfadora, que hace que esta sea apreciada en todo el mundo.