Está vd. en Home / Ideas de viaje / Fe y espiritualidad / Roma subterránea

Roma subterránea

Son muchos los visitantes del centro de la cristiandad que cuando se encuentran en Roma quieren ver las catacumbas donde fueron enterrados los primeros seguidores de Cristo. Entre los itinerarios preferidos se encuentran los hipogeos de San Calixto, que son un buen punto de partida.

Las Catacumbas de San Calixto se encuentran en Roma en el espléndido y bucólico contexto de Appia Antigua.
Surgen a mediados del siglo II y en ellas se encontraron más de 500.000 sepulturas cristianas, entre ellas decenas de mártires y 16 pontífices. Las catacumbas de San Calixto ocupan un área de 15 hectáreas y cuentan con casi 20 km de galerías subterráneas, que descienden a una gran profundidad (20 metros).Via Appia antigua photo by ewewlo- flickrLa historia
En el siglo I d.C. algunas familias romanas  pobres (tanto cristianas como paganas) comienzan a organizarse para enterrar a sus muertos en estas cavernas de piedra en Appia Antigua.
A finales del siglo II el emperador Cómodo, tolerante con los cristianos, cediendo ante la petición de su amante Marcia de fe cristiana, liberó a los miembros de la iglesia condenados a trabajos forzados en las minas.
Entre ellos estaba San Calixto, esclavo acusado en una pelea de fraude en la sinanoga. El papa Ceferino, considerando a Calixto como un  hombre dotado de gran talento, en el 199  lo nombró diácono y guardián del primer cementerio oficial de la Iglesia Romana.
En el siglo III Calixto es nombrado papa y, cuando muere es proclamado santo. Al cementerio se le da entonces su nombre, aunque él no figure entre los papas enterrados en él.
En  los años sucesivos el papa Dámaso I consigue obtener del emperador Teodosio el reconocimiento del Cristianismo como religión de estado y decide restaurar estas catacumbas para demostrar que la auténtica gloria de Roma no pertencía al paganismo.

La visita
Parte superior del complejo (“sopratierra”)
Se ven dos pequeñas basílicas con tres ábsides, llamadas “Tricore”. En la oriental probablemente fueron enterrados el papa San Ceferino y el joven mártir San Tarcisio.
Zona subterránea
La Cripta de los Papas es seguramente el lugar más importante. Definido como “el pequeño Vaticano”, en este lugar se conservan los restos de al menos cinco papas martirizados y posteriormente santificados entre el 230 y el 283 d.C. 

Otra zona de gran interés es la Cripta de Santa Cecilia. La santa estaba enterrada donde ahora se encuentra su estupenda estatua, obra maestra de Stefano Maderno. En el 821 las reliquias de Santa Cecilia se transportaron a la Basílica de Trastevere a ella dedicada. La cripta está totalmente decorada con frescos y mosaicos, cerca de la estatua de la santa es visible una antigua imagen de Santa Cecilia en oración.

Los “Cubículos de los Sacramentos”son tumbas de familias al interno de las cuales se encuentran importantes pinturas al fresco del inicio del siglo III. En ellas se representan simbólicamnete los Sacramentos del Bautismo y de la Eucaristía. En otro fresco aparece el profeta Jonás, símbolo de la Resurrección. 

Información útil


  • Es importante saber que...

    Santa Cecilia (Entre historia y leyenda) 

    De origen noble, Cecilia convirtió al cristianismo a su marido Valeriano, el cual, negándose a ofrecer sacrificios a los ídolos paganos, fue martirizado; mientras Cecilia, condenada a morir ahogada en los baños de vapor de su casa en Trastevere, sobrevivió varios días sin dejar de cantar himnos: por este motivo se convirtió en la patrona de los músicos. Fue condenada a la decapitación, pero tres veces el hacha falló el golpe y ella continuó a convertir a la gente antes de morir. 

  • Para más información
    www.catacombe.roma.it/