Está vd. en Home / Ideas de viaje / Deporte y salud / Bibione: la playa de los deportitas

Bibione: la playa de los deportitas

Bibione es el destino ideal para los amantes del fitness. En esta maravillosa localidad de la región de Véneto la playa no sólo es sinónimo de relax y de diversión, sino también de actividades deportivas, practicadas casi en cualquier ángulo: en la playa, el mar, los carriles bici y en las estructuras deportivas al aire libre.
Bibone es una isla que surge a orillas del mar en la desembocadura del río Tagliamento, unida a tierra firme por un puente en el litoral véneto. En origen la zona era un páramo cubierto de dunas y pinedas en el que se criaban caballos, tras el saneamiento de la zona iniciada en los años 20 se construyó Bibione.Hoy la ciudad posee una de las playas más grandes y equipadas del Adriático, de 8 kilómetros de largo y con algunas zonas en las que el arenal llega a 400 metros de profundidad. Se trata de una de las playas en las que se encuentran las mejores estructuras para practicar deporte, mimar el cuerpo y mejorar la forma física.

Ya desde primavera y durante todo el verano la ciudad da la bienvenida a los apasionados del fitness de cualquier edad y con cualquier nivel de preparación física, que se desplazan en busca de sol, deporte y diversión. Del beach volley al beach rugby, del fútbol con cinco jugadores al fitness: cada año se organizan una serie de espectaculares eventos deportivos en los que participan miles de personas provenientes de todo el mundo en busca de un modo inteligente de diversión y de mantenerse en forma.
En la playa frente a Plaza Zenith, corazón de Bibone, se encuentran islas dedicadas al deporte, zonas de juego y de animación infantil y una gran estructura que acoge actividades deportivas como spinning, zumba, aerobic y step, guiadas por los mejores instructores internacionales.
Bibone es el lugar justo para todo aquel que quiere, para él y para su familia, una de las mejores localidades del panorama europeo del turismo deportivo.
Sin embrago la ciudad véneta ofrece mucho también para los que buscan relajarse, concederse calientes baños termales, paseos y excursiones en bicicleta por los carriles bici frente al mar o practicar el senderismo en el oasis natural de Valgrande, de 360 hectáreas.
Para los amantes de la diversión, detrás de las playas, se encuentra la localidad cuyo centro se encuentra plagado de tiendas y locales que dan fama a las conocidas noches de Bibione.

Las termas
Nacidas en 1996, las termas de Bibione surgen entre la amplia playa y la pineda. La apreciada agua mineral surge a 500 metros de profundidad y llega a alcanzar los 52 grados de temperatura. En las termas se puede disfrutar también de una hidromasaje a varias temperaturas, natación a contracorriente y cromoterapia

El puerto
Puerto Baseleghe se encuentra en la ribera este del Canal de los Lovi. La dársena, de 800 metros, puede albergar hasta 400 barcas. En el puerto se pueden alquilar embarcaciones, para efectuar excursiones o para ir a pescar. Se encuentra aquí también un Yatching Club, abierto al público.

Curiosidades
La de Bibione es la segunda playa de Italia en cuanto a número de visitantes (superan los cinco millones anuales).
En julio y agosto de 2007, Bibione fue la primera localidad del mundo en construir en la playa una pista de esquí de 25 metros de altura y 110 de largo, abierta al público.