Está vd. en Home / Ideas de viaje / Cultura y espectáculos / Italia: la cultura y la pasión por la música lírica

Italia: la cultura y la pasión por la música lírica

Italia es el país de la música lírica. Tierra natal de compositores universalmente conocidos, como Paganini, Rossini, Donizetti, Verdi, Puccini, Salieri, Tartini o Vivaldi, ha inspirado también a numerosos compositores extranjeros. El mismo Richard Wagner se inspiró para su Parsifal en su visita a Ravello (donde en verano tiene lugar el famoso festival), dándole fama internacional.Otra cita con la ópera conocida en todo el mundo es la que se desarrolla en la famosa Arena de Verona, en la ciudad del mismo nombre. En Italia son muchísimos los festivales dedicados a la ópera.

En honor a la pasión por la ópera, que une italianos y extranjeros, nuestros teatros ofrecen cada año una temporada de espectáculos rica y variada. Una temporada que suele iniciarse entre noviembre y diciembre y que representa un momento importante para nuestra cultura. 

Sin duda, entre los "estrenos" más conocidos figuran los del teatro alla Scala de Milán; toda una institución a la hora de iniciar la temporada lírica que que cuenta con la participación de importantes personajes del mundo de la política, de la cultura y del espectáculo.
También conocido como “La Scala”, además de ser uno de los teatros más famosos del mundo, es conocido como “el templo de la lírica”.
Fundado por deseo de la emperatriz María Teresa de Austria después del incendio que en 1776 (el 26 de febrero ) destruyó el Teatro Regio Ducal de Milán, su temporada teatral actual representa uno de los más importantes acontecimientos de la vida cultural milanesa.
La estación de este maravilloso teatro milanés se presenta siempre llena de variados eventos, alternando la ópera con la danza, de compositores tanto italianos como extranjeros.

Otro variado programa para otro templo de la música muy conocido en el mundo será el que presenta la Fenice, el teatro lírico principal en Venecia que se encuentra en el Sestriere de San Marco, en Campo San Fantin. Este teatro fue en más de una ocasión destruido por las llamas y reconstruido magníficamente (la última renovación fue en el año 2003) y ahora alberga una gran temporada de ópera, así como el  Festival Internaciónal de Música Contemporánea.
Cada año aquí se organiza el Concierto de Nochevieja. La temporada lírica se programa siempre pensando en la tradición y en la innovación.
Un hilo conductor que se desarrolla a través de obras y compositores de trabajos ligados a la contemporaneidad para crear una estación rica y fascinante.

En Turín, en cambio, no hay que perderse una etapa en el histórico Teatro Regio, el teatro lírico mandado construir por Víctor Amadeo II, cuya fachada original del siglo XVIII forma parte del Patrimonio de la Unesco, junto al resto de residencias saboyanas. Su temporada de ópera y ballet prevé un mínimo de diez títulos de octubre a junio, además de muchas más actividades: conciertos sinfónico-corales y de cámara, espectáculos organizados en el Piccolo Regio, destinados al nuevo público y a las familias, y manifestaciones como MITO Settembre Musica.

Para los amantes de la ópera y del ballet, la ciudad de Roma ofrece muchas propuestas. En la capital, el lugar más importante por la música lírica es el Teatro dell'Opera, conocido también como Teatro Costanzi, del nombre de su creador: Domenico Costanzi. 

Pietro Mascagni era un asiduo visitante del teatro y se convirtió en su director artistíco en la temporada 1909/10. El actual director es Alessio Vlad (Catello De Martino es el Superintendente). Para los amantes del ballet puede ser útil saber que aquí tuvo lugar el estreno italiano de “El pájaro de fuego” de Igor Stravinskij, que fue representada por la Compañia de Ballet Ruso de Sergej Diaghilev el 9 de abril del año 1917.
Por lo que concerne la temporada lírica son muchas las obras que se programan cada año: obras de compositores de todo el mundo sin olvidar los espectáculos de danza.

Actualmente, la temporada lírica invernal tiene su sede principal en Piazza Beniamino Gigli; por otra parte, desde el 1937, se lleva a cabo una temporada estival de representaciones al aire libre en el sugestivo complejo arqueológico de las Termas de Caracalla. Los espectaculos líricos estivales realizados en este lugar, siempre logran un gran éxito de público porqué los turistas quedan fascinados por la combinación de las obras representadas y el magnífico escenario.

En la región Campania, el teatro principal donde se realizan espectaculos líricos es el Teatro San Carlo en Nápoles. El teatro fue construido en el 1737 por el rey Carlos de Borbón para dar a la ciudad un teatro que pudiera representar el poder real. Dentro del proyecto de renovación urbana de Nápoles, el teatro San Carlo reemplazó el pequeño teatro San Bartolomeo. El proyecto fue dirigido por el arquitecto Giovanni Antonio Medrano, Coronel del Ejército Real, y por Angelo Carasale, ex director del Teatro San Bartolomeo.
Décadas después de su construcción, en la noche del 13 de febrero de 1816, el edificio fue destruido por un incendio, sólo permanecieron  intactos los muros perimetrales y el cuerpo adicional. La que podemos admirar hoy en día es una reconstrucción seguida de varias restauraciones.
Este magnífico teatro acoge a los amantes de la lírica con su programa 2012-2013 realizado respetando la tradición de la ciudad, un retorno a los grandes clásicos del repertorio lírico y sinfónico, frecuentemente reinterpretados a través de una nueva sensibilidad y de maestros reconocidos a nivel internacional. 
En cada temporada hay importantes estrenos y grandes reencuentros en el escenario del teatro lírico más antiguo en Europa. 

Información útil

Los teatros de Italia

Norte


Centro


Sur