Está vd. en Home / Ideas de viaje / Cultura y espectáculos / Febrero: el mes del carnaval

Febrero: el mes del carnaval

Sin duda en Italia Febrero es el mes del Carnaval. Cada ciudad se llena de máscaras y confeti, luces y colores que crean un ambiente festivo único. Los orígenes del Carnaval se remontan a las Saturnale romanas, que se celebraban en honor del nuevo año, a las fiestas de las Lupercales y a las Dionisias. 

Sin embargo, la etimología de la palabra "Carnaval", con toda probabilidad, deriva del latín carnem levare y en la antigüedad la expresión indicaba el banquete que se celebraba el último día antes del período de abstinencia y ayuno de la Cuaresma. 
Carnaval de Venecia photo by Vesilvio shutterstock
De una fiesta caracterizada por un desenfrenado  deleite vinculado a los placeres de la comida, bebida y de carácter sensual, concebida como desahogo por las clases más bajas, como forma de indisciplina ante el orden social, durante los siglos y en varias áreas geográficas, el carnaval ha adquirido matices nuevos y diferentes. 

En Italia hay carnavales con una antigua tradición y conocidos a nivel internacional, capaces de atraer cada año a miles de visitantes que llegan de todo el mundo. Entre ellos vale la pena, en febrero, hacer un pequeño recorrido por Italia y participar al menos en los más importantes. Empezando por la región de Véneto donde destaca como gran protagonista el Carnaval de Venecia.

Creado por la oligarquía veneciana para ofrecer a la población un período dedicado a la diversión y a la fiesta, su característica dominante son los disfraces y las máscaras; nacido para cancelar cualquier forma de personal pertenencia a una clase social, género o religión, actualmente, el Carnaval de Venecia es una sugestiva fiesta popular considerada única por su historia, atmósferas y colorido. En las dos semanas de Carnaval en la Laguna se pueden ver toda una serie de manifestaciones y eventos. Como en el pasado, sigue siendo impresionante la organización de fiestas privadas y bailes de disfraces en los palacios venecianos. En estos lugares, en los que el tiempo parace haberse detenido, los invitados pueden sumergirse en los antiguos esplendores y en la antigua tradición del Carnaval. Entre los momentos más fascinantes, se recuerda el espectacular Vuelo del Ángel, que también está ligado a la tradición (el primero en hacerlo fue un acróbata turco a mediados del siglo XVI), y que establece que un artista en carne y hueso, sujeto a un cable de metal, hace su descenso en la cuerda desde el Campanario de San Marcos hasta el Palacio Ducal

Otro Carnaval que vale la pena visitar es el Carnaval histórico de Ivrea, una localidad de Piamonte, en provincia de Turín. Es uno de los festivales más antiguos y particulares del mundo, institucionalizado en 1808 y queculmina con el desfile del espectacular cortejo histórico y con la Batalla de las naranjas. Durante el carnaval se recuerda la guerra civil entre el pueblo y las tropas reales el día siguiente a la muerte del odiado tirano Biandrate, por parte de la Mugnaia. La batalla prevé que los equipos de lanzadores de naranjas a pié (es decir, el pueblo) defiendan sus plazas de los lanzadores de naranjas en carro (es decir, el ejército) a golpe de naranjas (que representan las flechas), mientras que en las calles de la ciudad desfila el cortejo de la Mugnaia que distribuye dulces y regalos a la gente. Además, al tradicional desfile por las calles, durante los tres días que dura el carnaval,  partecipan carros, grupos folklóricos y bandas musicales que vienen no sólo de otras regiones italianas, sino también de otros países europeos. 

Bajando en Toscana se llega al Carnaval de Viareggio, uno de los más importantes y apreciados a nivel internacional (su edición de 2011contó con la visita de 325.000 personas para participar al desfile). 
Nacido en 1873 como una manifestación de los ricos burgueses enmascarados descontentos de pagar impuestos demasiados altos, en los últimos años los grandes, coloridos y animados carros alegóricos que desfilan por el paseo marítimo de Viareggio con enormes caricaturas de cartón piedra de los personajes más famosos de la política, de la cultura y del entretenimiento, se han convertido en su principal atracción. Carros extraordinarios con movimientos cada vez más complejos, efectos escénicos que cada año muestran un gran ejemplo de la perfecta combinación entre la capacidad artística de los trabajadores de nuestro país y las nuevas tecnologías. Todo el carnaval está acompañado por fiestas en la calle con música, disfraces y mucha diversión que hacen aún más extraordinario este evento. 

Si alguien está en las Marcas no puede dejar de visitar Fano, en la región de las Marcas, durante el período de Carnaval. De origen antiguo, el Carnaval de Fano se caracteriza por tres elementos: el lanzamiento desde los carros alegóricos de dulces a la multitud, el característico “vulon” el disfraz-caricatura de los personajes de mayor relieve de la ciudad y la música Arabica, una banda de música cuyos instrumentos son latas, cafeteras, jarras.

En el sur de Italia, es sin duda el Apulia la región italiana con mayor número de eventos: desde Massara hasta Gallipoli, de Dauno a Manfredonia, sin olvidar el Carnaval Terranovese en Poggio Imperiale. Sin embargo, hay que destacar el Carnaval de Putignano en el valle de Itria, el más largo de la historia, de hecho, comienza el 26 de diciembre y termina el martes de Carnaval. Aquí, además de disfrutar de los muchos eventos, los magníficos desfiles de disfraces y los elaborados e imaginativos carros de cartón piedra es posible también asistir a la Festa delle Propaggini, donde durante varias horas decenas de poetas dialectales se turnan en el escenario de la plaza del pueblo para recitar versos satíricos.

En cuanto a las islas, Sicilia tiene una de las más ricas tradiciones del carnaval. Hay que recordar: el de Acireale, en provincia de Catania, que se remonta a finales del siglo XVI, antiguamente acompañado por las batallas con los cítricos y en la actualidad conocido por el desfile de carros alegóricos y sobre todo por los imponentes carros de flores. El Carnaval de Sciacca, cuyo origen se remonta a la época romana; famoso por la belleza de sus obras en cartón piedra hechas por artistas locales de cerámica, se carateriza por sus desfiles de hermosos carros que recorren el antiguo centro de la ciudad, acompañados por grupos disfrazados que crean unas coreografías que acompañan músicas temáticas. Cada año este carnaval termina con una hoguera donde el rey del Carnaval Peppe Nappa y su carro vienen quemados.

Descubre los más famosos Canavales de Italia.