Está vd. en Home / Ideas de viaje / Ciudades artísticas / Génova

Génova

Génova “soberbia por los hombres y por las murallas”, como la definió Petrarca, es la espléndida capital de la vivaz Liguria.
Se podría caminar hasta el infinito por centro histórico a través de sus caruggi llenos de encanto, las estrechas callejuelas flanqueadas de altísimas casas que recuerdan el glorioso pasado de esta ciudad de Liguria, sin cansarse jamás. Cada uno de sus muros, cada casa, cada callejuela, cada palacio, villa, parque y fortificación, conservan intacto el encanto de la antigua república marítima genovesa.
Ciudad de armas y de comercio, sus maravillas artísticas se conservan en el interior de sus palacios nobles, llamados Rolli y en sus numerosos museos. Génova, capital de la salsa pesto y de la buena comida, sigue presumiendo hoy de  un eficiente puerto comercial, de numerosas actividades industriales y de una producción científica vanguardista gracias al conjunto tecnológico y científico de la Colina Erzelli. Génova, vista del puertoHistoria
Importante punto de referencia y escala comercial en la antigüedad, Génova fue fundada por los ligures en el siglo VI a.C. y fue aliada de los romanos.
La ciudad conoció su máximo esplendor durante la Edad Media como república marítima. Después de haber vencido a Pisa (1284), con la que se disputaba el dominio de las aguas, inició un período de  gran expansión económica y de dominio del Tirreno, gracias sobre todo al comercio con oriente y con África.
Las luchas internas y la rivalidad con Venecia, la condujeron a aliarse con Francia que, en 1499, la sometió a su dominio. Hasta 1529 no obtuvo  nuevamente su independencia, gracias al almirante Andrea Doria, manteniéndola hasta el período napoleónico. Con el Congreso de Viena, en 1815, la ciudad fue asignada a los Saboya.

Lo que hay que ver
Pasear por Génova no deja de sorprender. En los callejones y en las plazas parece sentirse el aroma de una historia y de una tradición que habla de los genoveses como hábiles marineros y astutos mercaderes en el Mediterráneo.
Gran parte del casco histórico de Génova, encerrado en el tramo donde se encuentran las llamadas Strade Nuove (Via Garibaldi, Via Cairoli y Via Balbi) y donde surgen los palacios Rolli, ha sido declarado Patrimonio Unesco de la Humanidad.
Son muchos los palacios que han hecho famosa Génova: desde el Palacio San Jorge, completamente decorado con frescos, al Palacio de la Nuova Borsa, en la principal Plaza De Ferrari, sin olvidar el Palacio Ducal, uno de los más antiguos, hoy sede de importantes exposiciones artísticas y culturales. Es muy característica la zona de las callejuelas cerca del Puerto Antiguo con una variada arquitectura de iglesias románicas, palacios clásicos y neoclásicos, y edificios de inspiración oriental.
Despunta en lo alto el más importante  lugar de culto católico de la ciudad de Génova: la Catedral de San Lorenzo. Construida entre el siglo XII y finales del siglo XIV, el edificio presenta elementos góticos y románicos.

Lo que hay que hacer
Génova no es sólo su casco histórico, la ciudad, de hecho, ha sabido mirar a la modernidad, aspecto que se manifiesta en la realización de nuevos edificios y en la restauración de edificios preexistentes. En la zona del Puerto Antiguo, por ejemplo, se puede admirar el Acuario, proyectado por Renzo Piano, uno de los mayores de Europa, con los edificios futuristas de la Bolla y del Bigo.
En los últimos años la zona del Puerto Antiguo ha sido sede de numerosos eventos turísticos, musicales, culturales y deportivos que hacen aún más vivaz y animada la ciudad.
Paseando por Génova y sus alrededores es fácil encontrarse con numerosas villas, reminiscencias de los bellos tiempos de la preponderancia de Génova, como por ejemplo la Villa del Príncipe, el Palacio de Andrea Doria y Villa Saluzzo Bombrini, llamada “Paradiso”.
Principal puerto de Italia, Génova ha gozado de un desarrollo costero de casi 35 kilómetros, así que es casi una obligación dar un paseo a lo largo de su paseo marítimo, saboreando, junto a la brisa marina, los típicos entrantes de pescado y la comida que se vende por la calle, en cada esquina, en antiguos puestos.

Lo que no hay que perderse
Desde Génova, casi en el centro de Liguria, se puede llegar a las cercanas y maravillosas localidades de la Riviera de Poniente y la Riviera de Levante: Portofino, San Remo y Camogli.
Alargando un poco el recorrido se puede llegar hasta el magnífico Parque de las Cinco Tierras, Patrimonio Unesco desde 1997.
Los amantes de la navegación tienen una cita en Génova en octubre: el Salone Nautico. Importante feria de barcos a motor y veleros que reúne a los amantes de esta actividad provenientes de todo el mundo.

Información útil

Enlaces útiles


Oficina IAT via Garibaldi
Tfno. +39 0105572903/751 
E-mail: info@visitgenoa.it

Cómo llegar
En tren
La ciudad  dispone de dos estaciones de trenes: Génova Brignole y Génova Principe
Información: Trenitalia 

En avión
Aeropuerto Cristoforo Colombo de Génova 
Una vez en el aeropuerto Cristoforo Colombo de Génova  se puede llegar al centro gracias al servicio de autocares AMT 100 Volabus

En barco

Estación marítima de Génova

En coche
Si se prefiere llegar a Génova con el coche propio, hay que saber que a Génova llevan distintas autopistas provenientes de toda Italia: A12, A26, A10 y A7.