Está vd. en Home / Ideas de viaje / Ciudades artísticas / Ascoli Piceno

Ascoli Piceno

Ascoli Piceno es una maravillosa ciudad medieval  de las Marcas, considerada una de las más importantes del punto de vista monumental de Italia. Salpicada de torres y campanarios y envuelta en el cálido color dorado del travertino que reviste casi todo el casco histórico, la localidad se presenta rodeada en sus tres lados por el agua de los ríos Tronto y Castellano, que confluyen aquí.Piazza del PopoloLa historia
La historia en esta parte de las Marcas es sobre todo medieval y Ascoli Piceno cuenta con importantes ejemplos en su magnífica arquitectura.
Antigua capital de los habitantes de Piceno, conquistada por los romanos junto a toda la región en el 286 a.C. , la ciudad estuvo durante un largo período bajo el dominio de los bárbaros, de los francos, de Federico II y de Francesco Sforza, que instauró hasta el 1482 una cruel dictadura. Se cuenta que Alarico, rey visigodo, fascinado por la belleza y consciente de la importancia estratégica, no quiso arrasarla, como hizo con otras ciudades.
Junto a la localidad de Fermo fue hasta 1860 capital de las Marcas.

Lo que hay que ver
El casco histórico de Ascoli Piceno está lleno de edificios civiles y religiosos de época medieval.
Magnífica es la Plaza del Popolo en la que se encuentran algunos de los edificios más representativos como el Palacio dei Capitani del Popolo (siglo XIII), el histórico Caffé Meletti, la iglesia de San Francisco (siglo XIII-XIV) y la Loggia dei Mercanti.
La Plaza Arringo es la más antigua de Ascoli y en ella se encuentran el Baptisterio de San Giovanni, la Catedral de San Emidio – catedral de la ciudad, dedicada a su santo patrón-  el Palacio Obispal y el Palacio del Arengo, sede de la Pinacoteca Cívica.
Otros edificios que hay que ver son las iglesias de los Santos Vincenzo y Anastasio (siglos XI-XIV), con la fachada dividida en cuadrantes y la de San Emidio alle Grotte (del siglo XVIII).

Lo que hay que hacer
Ascoli Piceno es una ciudad toda por descubrir, paseando por su corazón medieval, en la cual destacan las plazas renacentistas más bellas de las Marcas y las calles que siguen respetando el trazado de las antiguas vías romanas.
No hay que perderse un aperitivo bajo los pórticos, en los cafés y en las pastelerías, probando las irresistibles aceitunas rellenas,  plato fuerte de la gastronomía ascolana.
Quien va Ascoli Piceno el primer domingo de Agosto puede asistir al famoso torneo medieval de la Quintana: un largo desfile en traje de época de los habitantes de los distintos barrios en los que se divide la localidad.

Curiosidades
La ciudad de Ascoli Piceno ha sido condecorada con la Medalla de Oro al Valor Militar por su actividad partisana, gracias a los importantes acontecimientos de los que fue protagonista la resistencia ascolana en septiembre de 1943.
No hay que dejar de hacer una visita a San Benedetto del Tronto, “el mar” de Ascoli, ciudad de antigua vocación pescadora y mercantil, pero también lugar de vacaciones, en verano frecuentado por los habitantes de toda la región de las Marcas.

Información útil

Cómo llegar
Además del coche, a Ascoli Piceno se puede llegar en tren o con cómodas comunicaciones de autobús de línea desde Roma y desde San Benedetto del Tronto.

En tren
La principal estación ferroviaria más cercana a Ascoli Piceno es San Benedetto del Tronto (línea Bolonia-Lecce).
La comunicación entre San Benedetto del Tronto y Ascoli Piceno está asegurada gracias a una red ferroviaria local y al servicio de autobuses de la Sociedad START S.p.a.

En avión
Los aeropuertos más cercanos a Ascoli Piceno son, en este orden, Pescara, Ancona y Roma.
La línea de autobuses START S.p.a. une tres veces al día Roma con Ascoli Piceno y viceversa.