Está vd. en Home / Ideas de viaje / Arte e historia / San Pedro y los Museos Vaticanos

San Pedro y los Museos Vaticanos

En el centro de Roma dentro de la Ciudad del Vaticano, surgen la espléndida Basílica de San Pedro, la iglesia más grande del mundo, con su imponente cúpula que domina el paisaje de los tejados de la Ciudad Eterna, y los Museos Vaticanos, con la magnífica Capilla Sixtina.Basílica de San PedroBasílica de San Pedro
Corazón del catolicismo, cada año atrae a millones de peregrinos que llegan de todos los rincones del mundo para reunirse en oración y obtener la bendición del papa.
La construcción de la actual basílica que domina la Plaza de San Pedro fue iniciada el 18 de abril de 1506 con el Papa Julio II y se concluyó en 1626, durante el pontificado de Papa Urbano VIII, mientras que la plaza no terminó hasta el 1667.
En el mismo lugar, antes de la actual Basílica, surgía otra que se remontaba al siglo IV, hecha construir por el emperador Constantino.
Son muchos los arquitectos que se han sucedido en los trabajos de construcción de la Basílica: Bramante con la colaboración de Giuliano da Sangallo; Rafael, con la colaboración  de Sangallo y Frá Giocondo, Antonio da Sangallo el Joven con la colaboración de Baltasar Peruzzi, Miguel ÁngelPirro Ligorio y Jacopo Barozzi da Vignola, Giacomo della Porta con Domenico Fontana, Carlo Maderno y, para concluir en 1629 Gian Lorenzo Bernini.

Bernini en el siglo XVII, realizó las imponentes columnadas latereles, con 284 columnas dóricas y 140 estatuas de santos de 3,10 m de altura y por 6 grandes escudos de Alejandro VII Chigi. 
Gracias a la genialidad arquitectónica de Bernini, colocadondose en la línea de discos de pórfido las columnas se alinean perfectamente la una a la otra, como si, por arte de magia, se movieran. La plaza tiene un diámetro mayor largo 240 metros , al centro, se encuentra el obelisco que tiene más de 25 metros de altura. 
Subiendo la escalera que se encuentra en la entrada, que fue reformada por Bernini y compuesta por tres rellanos, se entra en el pórtico, con cinco puertas dispuestas a lo largo de sus 71 metros de longitud. cada uno de ellos corresponde una de las portadas de entrada de la Basílica. El pórtico y la fachada fueron realizados por Carlo Maderno
Entrando en la Basílica se llama inmediatamente la atención a la riqueza artística del interior y a la maravillosa sensación que suscita este lugar sagrado, pero no se percibe inmediatamente la magnitud real de la obra. En la parte inferior de la nave central, hay la estatua de San Pedro representado mientras bendice, con el pie consumido por las caricias de los fieles. En la nave derecha, hay la famosa Piedad de Miguel Ángel, un grupo de mármol de expresión sublime y que el artista completó a los 23 años. 

Símbolo de la Iglesia Católica y de la ciudad de Roma es la cúpula mayor, una impresionante obra proyectada por Miguel Ángel y terminada en tan sólo dos años, a causa de su muerte, por Domenico Fontana y Giacomo Della Porta. 
La decoración interna de mosaicos presenta escenas con Cristo, los apóstoles y los bustos de papas y santos. La escalinata que permite subir a la cima de la cúpula presenta un particular diseño con listones descentrados  y fue realizada en cerámica de Ferentino.
El espacio bajo la cúpula acoge el monumental Baldaquino de San Pedro, ideado también éste por Bernini y erigido entre 1624 y 1633. realizado con el bronce obtenido del Panteón, mide casi 30 metros de altura y está apoyado en cuatro columnas entorchadas.
Las Grutas Vaticanas, que se encuentran bajo el suelo de la Basílica, custodian la Tumba de Pedro y las sepolturas de otros pontífices entre los cuales hay la de Juan Pablo II

Museos Vaticanos y Capilla Sixtina
No muy lejos de la Basílica, a lo largo de las murallas, se llega a la entrada de los Museos Vaticanos que alberga unas obras de arte de valor incomparable. Entre los museos, lo Egipcio expone muchos ejemplos de arte escultórico, sarcófagos y momias, tableta cuneiforme y sellos mesopotámicos. La Pinacoteca de arte cuenta unas obras de Giotto, Caravaggio, Beato Angelico, Perugino, Leonardo, Tiziano y Raffaello. 
En los Palacios Vaticanos está consentido el acceso a las Habitaciones de Rafael, decoradas con maravillosos frescos que el artista realizó entre 1508 y 1524.

El principal atractivo es la Capilla Sixtina, construída entre 1475 y 1481 durante el papado de Sixto IV de la Rovere, del que tomó el nombre. Una obra maestra realizada por unos grandes artistas como Perugino, Botticelli, Rosselli y Ghirlandaio.
La intervención más famosa es, sin duda, la de Miguel Ángel que decoró la bóveda y realizó el Juicio Final, detrás del altar. La Capilla Sixtina es conocida en todo el mundo tanto por su magnífica decoración como por ser el lugar en el que se desarrolla el cónclave.

Curiosidades
La Basílica de San Pedro es la mayor iglesia católica.
En el suelo de la nave central, yendo desde la entrada hacia el ábside, se pueden apreciar estrellas doradas insertadas en el mármol: indican la longitud total (medida desde el ábside de San Pedro) de distintas grandes iglesias del mundo.

Información útil

Información útil

Cómo llegar
A la Basílica de San Pedro se llega fácilmente con el autobús, el metro o el tren.

En autobús
Numerosas líneas paran o pasan cerca de la Basílica; 
líneas de autobús en días laborables: 64 y 40 express Termini-San Pietro


Metro
Linea A 
Parada Ottaviano - San Pietro.

Tren
La estación de Roma San Pietro es la más cercana, se sitúa a unos 900 metros al sur de la Basílica.