Está vd. en Home / Ideas de viaje / Arte e historia / La Cerdeña de los nuraga

La Cerdeña de los nuraga

La Cerdeña de la naturaleza salvaje y de los grandes monumentos de piedra, los nuraga, la Cerdeña lejana de las playas atestadas de gente es un lugar sugestivo y misterioso que hay que visitar. Comprende un itinerario de 200 kilómetros que discurren desde Calgliari hasta Nuoro donde se descubren testimonios de una civilización milenaria y usos y costumbres de este maravilloso pueblo. De la antigua civilización nurágica no se sabe mucho, se trataba de un pueblo de pastores y campesinos, dividido en pequeñas comunidades, que vivió en Cerdeña durante ocho siglos, construyendo estas extraordinarias estructuras (hay unos 7000 nugaras en toda la isla) de las que se desconoce el uso: fortificaciones defensivas, palacios o templos. Nuraghe Is parasEn cualquier caso los nuraga representan el centro de la vida social de estas tribus que han dejado además construcciones megalíticas como necrópolis, tumbas y lugares de culto. 
El punto de partida del itinerario es Cagliari, capital y principal puerto de Cerdeña, donde es de obligación hacer una visita al Museo Arqueológico Nacional, el más importante del mundo en lo que respecta a la civilización nurágica. Otra etapa obligada es el anfiteatro romano y la ciudad alta, en el viejo barrio Castello, donde todavía es bien visible la huella española. Para concluir se recomienda visitar la catedral románica modificada en estilo barroco y neo románico y el bastión de St. Remy, óptimo punto para disfrutar de una bella vista panorámica. 

Desde Cagliari se accede a la estatal que atraviesa la llanura del Campidano, en cuyos alrededores afloran restos de nuragas entre los que destaca la bien visible Sa Uga.
La segunda etapa de este viaje es Barumini, donde encontramos el extraordinario complejo nurágico Su Nuraxi, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, dominado por el majestuoso nuraga central, aparece rodeado de un amplio poblado (habitado entre el 1600 a. C y el siglo III d. C).  Alrededor del nuraga central, de 15 metros de alto, destacan cuatro torres laterales unidas por una muralla.
Dentro de la torre central, la cual conserva intactos ambos pisos, aparece un patio con forma de medialuna con un pozo de 20 metros de profundidad. Son reconocibles las cabañas, generalmente de planta redonda.

Prosiguiendo hacia el norte, es obligatoria una excursión al alto plano de la Giara para admirar los caballos salvajes que habitan aquí. 
La tercera etapa es Isili, pueblecito que se asoma al valle de Sarciano, meta de los amantes de la escalada libre y de la canoa. En esta zona se encuentran distintos nuraga entre los que destaca el Is Paras, cuyo bellísimo arco es el más alto (casi 12 metros) de Cerdeña, se encuentran aquí también las domus de janas (casas de las hadas o de las brujas), tumbas neolíticas excavadas en la roca que imitaban el interior de habitaciones, distintos ejemplos de las cuales se encuentran también en Goni y en Pimentel

Después de una visita a Nurallao, lugar que alberga la tumba megalítica de Aiodda, el itinerario sigue hacia Laconi, el pueblo de los menhires, monolitos de varias dimensiones, en ocasiones decorados, muchos de los cuales se encuentran en el Cívico museo arqueológico. Hay que ver también los restos del castillo medieval inmersos en un parque tutelado por la región y numerosos nuraga. 

Situado en la falda del Gennargentu, hábitat del muflón y del águila real, se encuentra Aritzo, caracterizado por sus casas de fachada de piedra y sus amplias balconadas de madera. 

Continuando hacia el norte otra de las etapas obligatorias es Fonni, el pueblo más alto de Cerdeña (situado a 1000 metros de altitud);  encontramos también Gavoi, con su bellísimo lago Gusana y Ollolai, en la zona de San Basilio, donde se encuentran presentes antiguas sepulturas realizadas cerrando con muros las depresiones naturales. 

Antes de llegar a Nuoro una desviación nos conduce a Sedilo, sede de las Tumbas de los Gigantes y de la regia nurágica. Aquí encontramos uno de los mayores hipogeos presentes en Cerdeña, las Domus de Janas di Iloi, con 34 tumbas encontradas hasta el momento. Llegamos a la meta final de nuestro itinerario; Nuoro, capital de Barbagia y de la cultura del pueblo de las montañas. Ciudad natal de premio Nobel de literatura Grazia Deledda de la cual es posible admirar la casa-museo, Nuoro alberga también el Museo de la vida y de las tradiciones populares sardas. 
Además de poder visitar numerosos restos de nuragas y pasear por los parques del Gennargentu, gracias a un bello camino con vistas panorámicas que se eleva a través de rocas de granito, se puede alcanzar la cima del Monte Ortobene en el cual se sitúa la estatua del Cristo Redentor. Con esta evocadora imagen de Nuoro concluye el itinerario por la Cerdeña de los nuraga

Información útil

Qué comprar
En Cagliari se encuentra toda la producción de artesanía sarda. Isili es la patria de las alfombras, colchas y bolsos tejidos a mano.
En Nuoro se venden piezas únicas de oro con una estupenda elaboración de filigrana, máscaras de madera, alfombras, tapices. Cojines y cortinas hechas a mano.
En Aritzo se pueden comprar arcones y objetos de madera grabada, en Ollolai, en cambio, cestos de gamón trenzado. Los estupendos objetos de cerámica se encuentran en todas las localidades. 
Entre las especialidades gastronómicas destacamos: el pan, el aceite extra virgen de oliva, los raviolis y gnocchetti, la miel, pinchos de carne a la brasa (entre otros los de lechón, cordero y cabrito) aromatizados con hierbas, queso (pecorino, ricotta y caciocavallo), salchichas, jamón y bacon y los dulces, a menudo rellenos de queso fresco o de nueces, almendras, avellanas y pasas. Entre los vinos de Cerdeña DOC destacan: Cannonau, Nuragus, Mandrolisai o Giró. Óptimos como postre los licores dulces Malvasía, Moscato y Nasco.

Festojos
En Carnavales, Barbaglia, se viste con disfraces terroríficos: basta dirigrise a Mamoiada, a Orgosolo, a Ottana o a Fonni, mientras que en Gavoi los grupos disfrazados acompañan al fantoche del rey del carnaval.
Cada año el lunes después del domingo de resurrección (la llamada Pasquetta, fiestividad en toda Italia) en Tonara tiene lugar la Feria del Turrón, con degustaciones de vino, dulces y comidas particulares. El 1 de mayo Cagliari celebra la Feria de San Efisio (el santo que liberó la capital de la peste y de la invasión de lo spiratas), con carrozas decoradas arrastradas por bueyes y caballos vestidos. El último domingo de julio para la fiesta en el santuario de la Virgen de Itria, a 8 km de Gavoi, tienen lugar las carreras de caballos árabo-sardos y distintas manifestaciones folklóricas.
La última semana de agosto en Nuoro se celebra la Fiesta del Redentor, cuyo mejor momento es el desfile de más de 3000 vestidos con espectáculos y bailes, óptima síntesis de la cultura sarda.