Está vd. en Home / Ideas de viaje / Arte e historia / Cisternino, joya de Italia

Cisternino, joya de Italia

Situado sobre una roca caliza en la parte sureste de la Murgia, acariciado por la brisa del cercano mar Adriático y sumergido en el verde de los campos, Cisternino desde sus 393 metros de altitud domina el Valle de Itria, un territorio convertido en único gracias a sus trullos.
El característico casco histórico se presenta plagado de casas blancas de cal, rincones decorados con geranios, arcos, pequeños soportales, frisos de piedra y escalinatas. El burgo, ya habitado en el período Neolítico, ha visto sucederse dominaciones normando-suevas, aragonesas y borbónicas. Cisternino - ApuliaLa antigua murallas se conserva aún en distintos puntos diseminados, y aparece unida a las dos torres cilíndricas angevinas, una junto al Palacio Amati y la otra al Palacio Capece. Sumamente interesante es la Torre Normanda, la Iglesia Madre dedicada a San Nicolás, la airosa Plaza Vittorio Emanuele con su bella Torre del Reloj,  los cuatro barrios de “Bère Vécchie”, “Scheledd”, “u Pantène” y “L’ìsule”, la Iglesia de los Mártires Patrones Quírico y Julita,  la de Santa María de Constantinopla y el Santuario de la Virgen de Ibernia.

Desde el punto de vista gastronómico se pueden degustar platos genuinos: las “orecchiette”, la salchicha, las “bombette” y los “gnummered” a base de asaduras de cordero, todo ello regado con una copa de buen vino tinto, para concluir con los “fruttini” a base de pasta de almendras y las famosas “mandorle atterrate”, especialidad de almendras locales espolvoreadas con azúcar glaseado.