Está vd. en Home / Descubre Italia / Véneto / La Plaza de San Marcos

La Plaza de San Marcos

El corazón de Venecia es la Plaza de San Marcos, el “salón más elegante de Europa”, rodeado por maravillosas obras arquitectónicas, con los cafés históricos incrustados bajo los antiguos pórticos. Punto de encuentro desde los tiempos de la Serenísima, sigue siendo la meta favorita de los venecianos y de los turistas que eligen la Plaza de San Marcos para disfrutar de su belleza y para pasar unas horas de tranquilidad saboreando un café o, en la tarde, bebiendo un spritz. En el fondo la majestuosa Basílica, magníficamente decorada con preciosos mosaicos, que cubren los interiores para más de 8000 metros cuadrados, y con mármoles preciosos provenientes principalmente de la zona de Constantinopla. La luz reflejada sobre los mosaicos de oro crea, en el interior, un ambiente encantador que cambia durante las horas del día. El alto campanario resalta, domina la plaza con sus casi 100 metros de altura y la estatua del Arcángel Gabriel situada en la cúspide. Fue destruida por un derrumbe en 1900, y luego reconstruida exactamente como era originalmente. En el norte y en el sur, la plaza está delimitada por los Procuratie Vecchie e Nuove, con la Torre dell'Orologio (Torre del Reloj) - una maravilla de la ingeniería del pasado - para interrumpir la secuencia de los dos pórticados. El famoso Museo Correr en el Ala Napoleónica, el imponente Palacio Ducal y el panoramana de la laguna completan esta maravillosa escenografía.