Está vd. en Home / Descubre Italia / Valle de Aosta / Castillos de Valle d'Aosta

Castillos de Valle d'Aosta

En el magnífico parque alpino de la Valle de Aosta se encuentran varios y sugestivos castillos, los demás fueron construidos por familias nobiliarias de la región en la época medieval y sucesivamente modificados y ampliados.
En Issogne se encuentra un castillo entre los más importantes de la región: esta es una construcción renacentista que revela la cultura del siglo XV y es un ejemplo perfecto de residencia suntuosa. Su planta es cuadrada con torres angulares y ventanas góticas; en el centro hay un patio con su arcada decorada con frescos.
Dentro se encuentra la sala del barón con sus escenas de caza frescadas. En la orilla opuesta del río Dora, el paesaje está dominado por el Castillo de Verrès, construido en una posición estratégica a finales del siglo XIV. El castillo, que parece un cubo gigante de pedra de 30 metros a cada lado, es el mejor ejemplo de fortaleza-residencia que hay en la región.
Hay también un otro sugestivo castillo, lo de Bard, construido en el siglo XI y conocido en el siglo XIX por la eficacia de las estructuras defensivas que bloquearon el avance de las tropas de Napoleon a la Llanura Padana por unas dos semanas. El conjunto actual data del siglo XIX y consta de tres fortificaciones conectadas por pasarelas cubiertas.
En Fénis, a unos diez kilómetros de la ciudad de Aosta, hay el Castillo de Fénis que aparece como una costrucción evocadora del siglo XIV: este es un ejemplo importante de arquitectura militar y, al mismo tiempo,  una mansión. Su estructura externa está caracterizada por torres de sección cuadrada o circular. La parte interior está decorada con preciosos frescos.
El castillo, hoy en día, se ha convertido en Museo de los Muebles de la Valle de Aosta. En la región hay  otros castillos, que convierten el paisaje en algo único, como el Castillo de Introd o lo de Aymaville o las magníficas ruinas de los castillos de Ussel y de Saint-Germain.