Está vd. en Home / Descubre Italia / Umbría

Umbría

  • Descripción
  • Qué ver
  • Qué hacer
  • Què probar

Paisajes puros sumergidos en verdes valles ondulados, hacen de Umbría una región que no deja de sorprender. Una tierra hecha de colinas, montañas, cuencas y profundos valles cuyo territorio se extiende sobre la cuenca media del río Tíber. 

Umbría es también la tierra del Lago Trasimeno, el lago más grande de la Italia central; y en su territorio se encuentran aún hoy restos de asentamientos etruscos, especialmente en Castiglione del Lago, un lugar en el que se unen el encanto de la naturaleza, el romanticismo de sus paisajes y la tranquilidad que ofrecen sus apacibles aguas. 

De las aguas del Trasimeno se pasa a las de las Cascadas delle Marmore, cerca de Terni, consideradas una de las cataratas más bellas de Europa, sus aguas se zambullen en el río Nera con un espectacular salto de 165 metros, envueltas por una vegetación exuberante, es un lugar apreciado por los amantes del canotaje, kayak y demás deportes de este tipo.
 
También en la provincia de Terni hay dos pequeñas perlas: una ligada a la historia y la otra al territorio. La primera, Carsulae, antigua ciudad romana atravesada por la Vía Flaminia, acoge monumentales edificios públicos, entre los que destaca el arco de San Damián.
La otra pequeña joya es el bosque petrificado de Dunarobba, un raro ejemplo de los bosques que existían hace 3 millones de años, cuyos troncos se presentan en un excelente estado de conservación, inmersos en un paisaje que parece lunar. 

Las provincias son: Perugia (capital) y Terni

El encanto de Umbría procede de la fusión entre arte y naturaleza, de la paz y la serenidad que inspiran sus lugares, de sus obras renacentistas y de sus pintorescos burgos medievales en las colinas.
 
Gubbio es uno de ellos, es la localidad más antigua de Umbría y alcanzó su mayor esplendor durante la Edad Media; la Catedral, el Palacio de los Cónsules símbolo de la ciudad y el Palacio Ducal, son sólo algunos ejemplos que hacen de esta ciudad una joya.
No sólo el arte atrae a los visitantes que viajan a Gubbio, sino también las manifestaciones folklóricas como la Corsa dei Ceri y el Palio della Balestra, la primera en honor al santo patrón y la segunda en memoria de un pasado ancestral.

Otro de los muchos sitios fascinantes de Umbría es Orvieto con su famosa catedral (el Duomo) obra maestra del arte gótico italiano, y el Pozo de San Patricio, obra maestra de ingeniería en medio de dos escaleras de caracol que no se comunican, con 248 escalones, que nos llevan hasta el agua a 62 metros de profundidad. 

Spoleto, la pintoresca localidad que cuenta con una historia milenaria de la que se conservan vestigios arquitectónicos medievales y del renacentistas. 

Sus sendas de piedra y sus monumentos más ilustres sirven de escenario a eventos culturales internacionales como Il Festival dei due Mondi (Festival de Dos Mundos), una gran oportunidad para sumergirse en una atmósfera de gran calidad artística. Entre el arte y la espiritualidad, es definitivamente una experiencia inolvidable visitar la ciudad medieval de Asís, reconocida por la UNESCO como "Patrimonio de la Humanidad", porque reúne "un conjunto de obras maestras del genio creativo humano".
Todo aquí nos habla de su ciudadano más ilustre, San Francisco, Patrón de Italia, desde la Basílica dedicada a él ,donde reposan sus restos, hasta el Eremo delle Carceri (la Ermita de las Cárceles) más allá de las murallas de la ciudad, lugar donde San Francisco se retiraba a orar. 
Asís es muy acogedora y alegre y sus habitantes parecen querer compartir con la gente sus más antiguas tradiciones; como la de Calendimaggio, que transforma la ciudad en un antiguo pueblo medieval habitado por caballeros, damas, arqueros y abanderados de aquellas épocas. 
Perugia, capital de Umbría, es una ciudad de antiguos orígenes. 
El centro histórico es rico en obras de arte y arquitectura con un patrimonio museístico de los más ricos de Italia. Es, además, un importante centro cultural: dos universidades y manifestaciones de renombre internacional, hacen de Perugia un centro cosmopolita de gran interés turístico. 

Arraigada como una piedra en el corazón verde de Italia, Umbría es el lugar ideal para aquellos que disfrutan del contacto con la naturaleza ya que puede ser recorrida mediante organizados paseos turísticos en bicicleta de montaña, descubriendo bosques, castillos, santuarios y magníficos pueblos como Asís Spello.

Cerca de Terni, la Cascada delle Marmore atrae a visitantes de muchas partes de Europa, no sólo por la espectacularidad de sus aguas sino también por la posibilidad de practicar canoa y kayak.
Además a lo largo del sendero del parque se organizan actividades para los niños y visitas guiadas para descubrir el territorio.


Otro fascinante viaje  es el de la fe y la espiritualidad que tiene como representantes ilustres a San Francisco de Asís , Santa Clara y San Benito de Nursia.
Recorrer la Vía Francigena (el camino que San Francisco), nos pone en contacto con paisajes místicos en una dimensión íntima por un lado, y por el otro nos hace compartir esta experiencia con los otros peregrinos.
A lo largo del camino, se puede encontrar alojamiento para descansar y comer. 

Un viaje de naturaleza diferente, sin embargo, es el que une al hombre a su territorio; las rutas del vino satisfacen todos nuestros sentidos a través de un itinerario en el que se conjugan naturaleza, sabor y memoria de un tiempo pasado. Además de la degustación de vinos, se puede apreciar también en estos centros, las tradiciones gastronómicas y artesanales así como los pequeños talleres artesanales de cerámicavidrio y madera, típica expresión de una cultura tradicional de antiguo origen.

También pasear entre los molinos de aceite nos ayuda a comprender parte de su cultura y entender el orgullo que tienen estos productores de crear un aceite DOP (Denominación de Origen Protegida) Umbría

Pequeña tierra de grandes sabores, Umbría es capaz de satisfacer todo tipo de paladar: para los amantes de la carne, la joya es el cerdo, gracias a la habillidad de los "norcini" (habitantes de Nursia) que transforman su carne en deliciosas salchichas, jamones y embutidos que al degustarse con el pane sciapo (pan sin sal), exaltan su propio sabor. 

Son dignos de mención sus quesos de oveja y cabra, frescos y curados.
Como guarnición o plato principal encontramos las lentejas de Castelluccio di Norcia, sabroso ingrediente de sopas y guisos, y a las que la Unión Europea le ha otorgado el IGP (Indicación Geográfica Protegida). 
La gran variedad de platos va unida a la calidad de los productos que ofrecen sus tierras; las trufas son el protagonista principal; la variedad más común es la trufa negra, muy apreciada como condimento para la pasta y la carne de caza especialmente en la zona de Nursia y Spoleto, y la trufa blanca, que se encuentra principalmente en Valle Tiberina, Orvieto y Gubbio.
Otro producto estrella de esta zona es el aceite, dorado y aromático que enriquece sus platos sin cubrir el sabor original; un aceite que, gracias a su alta calidad ha logrado que le otorguen el DOP (Denominación de Origen Protegida).

 
Como postre no se puede renunciar al dulce típico, el panpepato (bizcocho de almendras y miel) ni a los postres locales que se han transmitido a través del tiempo mediante antiguas recetas.
El territorio de Umbría, por último, es particularmente apropiado para la viticultura y el clima templado le permite producir vinos blancos y tintos DOC (Denominación de Origen) de excelente calidad, entre los más conocidos: el Assisi Grechetto y el Vino Sagrantino di Montefalco.