Está vd. en Home / Descubre Italia / Toscana / Florencia – La Catedral

Florencia – La Catedral

La Basílica, dedicada a Santa Maria del Fiore, domina con su imponente mole, el centro de la ciudad.
Las obras de construcción empezaron a finales del siglo XIII por Arnolfo di Cambio, sucesivamente continuaron por Giotto y fueron llevado a cabo en la segunda mitad del siglo XV por Brunelleschi, el autor de la cúpula. La estructura incluye diferentes estilos: románico, gótico y renacentista, y es revestida por mármol blanco, verde y rosa.
La fachada que fue reconstruida en la segunda mitad del siglo, en estilo gótico-florentino, acoge un gran rosetón y un relieve de María en Gloria en la cúspide del portal principal.
El interior está dividido en tres naves por enormes pilares que soportan unas bóvedas ojivales. Acoge un extraordinario patrimonio artístico: obras de Donatello, Michelangelo, Benedetto da Majano, Domenico Ghirlandaio y otros importantes artistas.
De particular interés son las vidrieras y puertas de bronce de la Sacristía. La cripta contiene los restos del edificio que existía anteriormente, unos fragmentos de frescos del siglo XIV y unas tumbas entre las cuales hay la de Brunelleschi.
El campanario es una obra maestra de la arquitectura gótica gracias a sus características arquitectónicas y a sus ricas decoraciones en mármoles polícromos.
La cúpula, una de las más importantes realizaciones de la época, incluye a dos casquetes esféricos, uno exterior y uno interior. Desde la cima se puede admirar el espectacular panorama de la ciudad.