Está vd. en Home / Descubre Italia / Toscana / Centro histórico de Florencia

Centro histórico de Florencia

Visitada cada año por multitudes de turistas de todo el mundo, Florencia es una de las ciudades más importantes y fascinantes de Italia. 
Florentia: esto es el nombre antiguo de Florencia, la ciudad que cruzó y marcó la historia de nuestro país y de Europa, no por casualidad fue la capital de Italia durante algunos años. 
Cuna de la cultura y de la lengua italiana, es considerada también  un símbolo del Renacimiento, porque vivió su apogeo en los siglos XV y XVI, cuando se distinguió por su poder político y el rico florecimiento cultural y artístico. Durante la dinastía de los Médicos, en particular bajo la señoría de Lorenzo el Magnífico y de Cosimo, la ciudad fue uno de los centros culturales más importantes de Europa. 
Declarado sitio Patrimonio Mundial por la Unesco, su centro histórico reúne impresionantes monumentos, edificios religiosos, obras arquitectónicas y jardines exclusivos, diseñados por brillantes artistas como Giotto, Brunelleschi, Michelangelo y otros. Piazza del Duomo es el punto de partida ideal para la visita del Duomo, del magnífico campanario de Giotto, del baptisterio y del Museo de la Ópera de la Catedral
El itinerario continúa hacia la histórica Piazza della Signoria, dominada por el Palazzo della Signoria o Palazzo Vecchio y después hacia las otras obras maestras de la ciudad: la Galleria degli Uffizi, única en el mundo por sus  tesoros de arte, la iglesia de Santa Croce adornada con frescos de Giotto, Santa Maria Novella con su rica decoración y muchos otros monumentos de gran valor. 
Florencia significa también un paseo por las orillas del río Arno y un pasaje por el Ponte Vecchio, el puente más antiguo de la ciudad, lleno de tiendas y boutiques. 
Y a continuación Palazzo Pitti con el Giardino di Boboli y la Iglesia de San Miniato al Monte son otras atracciones que no se pueden perder. A todo este se suman los  paisajes encantadores de las colinas cercanas, la buena comida y los vinos finos, todas razones que hacen indispensable una estancia en Florencia.