Está vd. en Home / Descubre Italia / Toscana / Lucca

Lucca

  • Descripción
  • Qué ver
  • Qué hacer
  • Qué comer

Situada en el sur de Toscana, la provincia de Lucca se extiende en distintas áreas: Versilia, que mira hacia el mar Tirreno; Garfagnana, situada en el nordeste en la frontera con la región Emilia Romagna; el Valle del Secchio, en la zona interior, y la llanura de Lucca.

La presencia de diversos paisajes que se suceden crea magníficos escenarios: el Parque de los Alpes Apuanos sirve de fondo al mar azul y a las playas de Versilia, mientras que los valles de colinas recubiertas de olivos y bosques dominan el paisaje de la Carfagnana.
El territorio engloba muchísimas más maravillas: desde el Lago de Massaciuccoli a las fuentes termales de Bagni di Lucci, o las dunas costeras del Parque Natural Migliarino San Rossore Massaciuccoli.

La provincia está llena de tradiciones e historia: gracias a su posición central ha sido desde hace siglos lugar de intercambios comerciales y la atraviesa además la vía Francigena, el gran camino de peregrinaje de la Edad Media a lo largo del cual han surgido pueblos, castillos, abadías e iglesias.
Otra característica del territorio son los campos alrededor de Lucca, en los cuales se alzan estupendas mansiones históricas, como Villa Torrigiani o Villa Mansi, rodeadas por parques espectaculares.

Estos testimonios conviven con la mundanidad y el divertimiento que ofrecen las localidades de Versilia: Viareggio con sus playas y el puerto, Lido di CamagiorePietrasanta y Forte dei Marmi, frecuentadas por turistas italianos y extranjeros.
Desde la costa al interior, entre eapcios dedicados al arte y destinos de veraneo, diversión y cultura, historia y naturaleza, la provincia de Lucca guarda muchas y distintas atracciones que la hacen única y extraordinaria. 

Lucca es etapa obligatoria a la hora de descubrir la provincia. La ciudad, de antiguo origen, está rodeada por sus murallas de los siglos XVI-XVII. Esta majestuosa obra de ingeniería militar, con su terraplén y sus bastiones, constituye hoy un singular y panorámico espacio de paseo público.
Particularmente llamativo es el centro histórico que conserva intacto su aspecto medieval, con callejones estrechos y plazas en las cuales se erigen torres y casas-torre de piedra, así como casas de terracota con galerías y palacios.

Entre las callejuelas más características resalta Via Fillungo, eje principal del pueblo medieval, circundada por palacios nobles y antiguas torres (como la famosa Torre delle Ore), y Via Guinigi, en donde se ha concentrado el conjunto de edificios y construcciones de época medieval.

Construcciones religiosas de particular interés son el Duomo di San Martino, con su magnífica fachada y un interior rico en valiosas obras; el Museo della Catedral, que acoge pinturas, arreglos litúrgicos y esculturas; la iglesia de San Miguel in Foro, claro ejemplo de arquitectura regional, y la esplendida basílica de San Frediano.
Entre los edificios civiles destacan la imponente Villa de Paolo Guinigi (siglo XV), sede del Museo Nacional, que acoge restos arqueológicos etruscos y romanos y colecciones de pinturas; el majestuoso Palacio Mensi, con su preciosa decoración, sede del segundo Museo Nacional de Lucca, y el Palacio Moriconi-Pfanner (siglo XVII), ejemplo magnífico del barroco de Lucca, rodeado por un espectacular jardín.
Entre los monumentos de mayor interés está la casa natal del músico Giacomo Puccini, declarada museo y que guarda recuerdos y documentos del maestro.

Los alrededores de la ciudad esconden preciosos itinerarios para descubrir maravillosas villas, de finales del siglo XVI hasta mediados del siglo XIX erigidas como casas de campo y lugares vacacionales de ricas familias y rodeadas de impresionantes jardines. Entre ellas destacan las maravillosas Villa Torrigiani, con sus característicos jardines, y Villa Mansi, estupenda construcción del siglo XVI, con salones decorados con frescos y un grandioso jardín realizado por el arquitecto Javarra.

Entre las localidades históricas resalta Atopascio, que tuvo mucha importancia en la Edad Media gracias a su ubicación a lo largo de la vía Francígena. Como testimonio de su pasado, aún conserva edificios de estilo románico, iglesias y la famosa torre campanario del siglo XIII, que servía de guía a los viandantes.

Desde las faldas de los Alpes Apuanos al Parque Migliarino-San Rossore-Massaciuccoli, el estupendo litoral de Versilia es un destino turístico de particular importancia, gracias a sus encantadores paisajes, a su espesa vegetación y a sus fascinantes y románticas localidades, como Torre del Lago Puccini, donde se puede visitar la villa-museo de Giacomo Puccini, donde vivió y encontró inspiración para su Madame Butterfly.

Otros centros turísticos de Versilia son Viareggio, famosa por su carnaval pero también por sus estupendas playas y sus locales nocturnos, el elegante Forte dei MarmiPietrasanta, con un rico patrimonio artístico, y Camaiore, con su arquitectura románica.
No conviene perderse el valle del Serchio o Garfagnana, con sus características localidades, como Borgo a Mazzano, conocido por su espectacular Puente del Diablo, y Barga, encantador pueblo medieval con una valiosa arquitectura.
Otros centros característicos de la Carfagnana son Castelvecchio Pascoli, donde se puede visitar la casa-museo del gran poeta con la capilla que guarda sus restos, y Castelnuovo di Garfagnana, pueblo inmerso en un espectacular y evocador paisaje, con el Duomo y la Rocca

El litoral ofrece la oportunidad de transcurrir días en la playa en pleno relax, dedicándose a los deportes de agua y paseos en bicicleta por los pinares.
Los Alpes Apuanos, las demás zonas protegidas y los espesos bosques del territorio, son el escenario ideal para pasear, hacer senderismo o dar una vuelta en bicicleta o a caballo.

No hay que dejar de hacer una excursión a la Gruta del Viento, maravillosa caverna subterránea compuesta por galerías sembradas de estalactitas.
En las Termas de Bagni di Lucca es posible someterse a curas y tratamientos de bienestar y vivir momentos de relax sumergidos en un paisaje encantador.

El calendario local es rico en eventos, entre los cuales destaca el Carnaval de Viareggio, el premio literario nacional Viareggio Rèpaci (mes de junio) y el Festival Puccini en los meses de julio y agosto en Torre del Lago.
Entre las celebraciones históricas destaca el Calderon d’Altopascio, en el mes de julio.
Entre las fiestas religiosas más importantes están la procesión de la Luminara di Santa Croce, en Lucca (mes de septiembre), y la Procesión de los Procioni, en Castglione di Garfagnana el Jueves Santo. 

La gastronomía de Lucca hunde sus raíces en antiguas tradiciones.
Entre los primeros platos tienen amplio espacio las sopas y caldos, entre los que destaca la garmucia (sopa de alcachofas, guisantes, habas y espárragos).
Especialidades locales son también la rosticciana de cerdo, el cerdo con polenta de castañas, el cordero con aceitunas, los tordos en brochetas o las truchas de Serchio en brochetas.
Entre los dulces destacamos el buccellato, dulce típico en forma de rosca, el castagnaccio, una tarta de harina de castañas, y los necci, a base de harina de castañas.
Entre los excepcionales vinos resalta el Montecarlo blanco y tinto; optimo también es el Biandina, clásico licor de Lucca.