Está vd. en Home / Descubre Italia / Piamonte / Asti

Asti

  • Descripción
  • Qué ver
  • Qué hacer
  • Qué probar

La provincia de Asti está situada en el corazón de Piamonte y al sur limita con Liguria.
El territorio, prevalentemente de colinas, se extiende por el Monferrato y por una pequeña área de las Langas, la Langa Astigiana; al centro es atravesado por el río Tanaro.
El alternarse de suaves relieves y valles crea paisajes de singular belleza, con extensiones de viñedos que se pierden en el horizonte y que ofrecen un espectáculo lleno de cromatismos y tonalidades.

El Astigiano es la tierra del vino y la patria del Asti Spumante Docg (denominación de origen controlada y garantizada), conocido y exportado en todo el mundo.
Si las colinas revelan escenarios maravillosos, también las áreas protegidas como el Parque Natural de Rocchetta Tanaro, rico en bosques, la Reserva Natural Especial de los valles Andona, Botto y Grande guardan un encanto especial, sin olvidar el característico Oasis WWF afiliado Forteto de la Luja, que incluye un estupendo trecho de Langa, situado en las riberas del torrente Luya.

En estos sugestivos escenarios naturales aparecen pueblos acogedores como Canelli, Nizza Monferrato y San Damiano d’Asti, o pequeñas pero sugerentes aldeas medievales encaramadas en las colinas como Moncalvo, Costigliole y Roccaverano.
A lo largo del antiguo recorrido del la Via Francigena aún hoy son visibles antiguas parroquias y abadías medievales de gran encanto, mientras que el casco antiguo de Asti nos habla, a través de sus monumentos, del período de máximo esplendor que vivió ésta libre alcaldía entre los siglos XI – XIV.
Los acontecimientos folklóricos, la gastronomía local que se basa en recetas tradicionales y los productos típicos, son una agradable sorpresa para los visitantes que llegan a esta tierra. 

Cargado de historia, tradiciones y legados artísticos, el Astigiano es una tierra que hay que descubrir en todas sus facetas.
La primera etapa del recorrido es Asti, una de las ciudades más importantes de Piamonte en lo que al arte se refiere y patria del literato y dramaturgo del siglo XVIII, Vittorio Alfieri.
Encantador y característico es el casco antiguo donde se halla la Plaza Alfieri, punto de partida del famoso Palio.
Entre las obras arquitectónicas de mayor envergadura se denotan palacios nobiliarios, torres y antiguas iglesias entre las que destaca la catedral gótica.

En la parte sur del territorio se puede seguir un recorrido particularmente interesante por los vestigios de la Via Francigena y para descubrir pueblos característicos como Cortazzone con su iglesia románica, Montechiaro con las parroquias de los santos Nazario y Celso o Passerano Marmorito con su castillo y Cocconato.
Encantadoras son también las iglesias rurales medievales en la campiña del Astigiano, como la de San Lorenzo en Montiglio y la Abadía de Santa Maria di Vezzolano en Albugnano, uno de los mejores ejemplos de estilo románico en Piamonte.
A lo largo de todo el territorio surgen impresionantes castillos, antiguas mansiones de la nobleza local, entre otros el Castillo de Castigliole D’Asti che una vez al año hospeda “la subasta del Barbera“. Cabe destacar el imponente Castillo Gancia – visible solo desde el exterior –que domina Canelli, conocida por la producción del Asti Spumante.

En esta tierra consagrada al cultivo de la vid y a la producción del vino bien merecen una visita los museos dedicados a las actividades rurales: el "Museo Bersano delle contadinerie e delle Stampe” con una colección de antiguas estampas sobre el tema del vino en Nizza Monferrato o el Museo de Artes y Menesteres Antiguos en el bello Castillo de Cisterna d'Asti. 

Una localidad de gran atracción religiosa es Colle don Bosco, con la casa natal de San Juan Bosco y el moderno Santuario, meta de peregrinaje mundial. 

Tanto las áreas incontaminadas como las de cultivo del Astigiano ofrecen la oportunidad de gozar de unas vacaciones a contacto directo con la naturaleza.
Las rutas del vino permiten pasear o recorrer caminos de trekking o bicicleta a través de colinas tapizadas de viñedos y pararse en bodegas y en haciendas vinícolas para degustar vinos y productos típicos.
Los parques y reservas naturales ofrecen  recorridos a pie, en bicicleta o a caballo en la naturaleza pura, a través de una vegetación rica y abundante y de panoramas espectaculares, y por qué no, a dedicarse al birdwatching.

Los aficionados al golf pueden dedicarse a su deporte preferido en dos magníficas áreas verdes en los alrededores de Asti.
Para disfrutar de unas vacaciones dedicadas al bienestar, se puede llegar hasta el Centro Termale di Agliano, que ofrece tratamientos médicos empleando aguas sulfúreas a través de conocidas propiedades terapéuticas.
En Asti y en su comarca, son muchos los acontecimientos al los que no se puede faltar, a partir de fiestas de folklore y religiosas, concursos gastronómicos y demás: el tradicional Palio di Asti, la cita más esperada del año, con un desfile histórico con vestidos de época, la fiesta patronal de San Secondo en Asti, la reconstrucción histórica del asedio a Canelli, la Giostra delle borgate nicesi en Nizza Monferrato.
El producto típico de la zona de Asti es la trufa blanca. Es la estrella de la Feria Nacional que se celebra cada año en Moncalvo y lo es también de las ferias regionales de Asti, Canelli y Montechiaro de Asti.
Muchísimas ferias se celebran para promover productos típicos de la comarca: desde las avellanas hasta los vinos y quesos selectos. 
Entre los eventos feriales destaca el Festival delle Sagre, gran manifestación gastronómica que consigue transformar la ciudad de Asti en el mayor restaurante al aire libre gracias al trabajo de más de 40 promotoras que proponen a los numerosos visitantes deliciosos platos típicos que se casan a la perfección con los vinos locales.

El producto por excelencia de la comarca de Asti es la trufa, una verdadera delicia que puede convertir en platos únicos incluso aquéllos más sencillos.
Entre las hortalizas típicas de la zona destacan el cardo de jorobbo de Nizza Monferrato y el pimiento cuadrado de Asti; ambos, ingredientes esenciales para cocinar la bagna caoda, una salsa a base de aceite, ajo y anchoas.
Los quesos son otro del los productos que distinguen estas tierras: el “toma”, el “robiola” de Roccaverano y el de Cocconato los más conocidos.
Son platos típicos de la comarca los “agnolotti”, los “gnocchi” de patatas a la monferrina, la “ciotola di trifulau”, que se hace con queso fundido y polenta con tartufo espolvoreado, el gran cocido piemontes y por supuesto la “bagna caoda“.

En lo que a dulces se refiere destacan los “amaretti“ de Mombaruzzo, los “canestrelli“, y los "finocchini" de Refrancore así como las tartas de avellanas.
Gran renombre tienen los vinos por su elevada calidad, desde los blancos hasta el cava brut, entre los cuales destacan el “Cortese“, el “Piemonte Chardonnay” el “Moscato D’Asti” y por supuesto el “Asti Spumante Docg”.
Cabe señalar los vinos tintos como el “Barbera d’Asti”, el “Barbera del Monferrato”, el “Dolcetto d’‘Asti” hasta el “Brachetto d’ Acqui” y el “Piemonte Brachetto”, así como una gran variedad de “grappe” y licores.