Está vd. en Home / Descubre Italia / Piamonte

Piamonte

  • Descripción
  • Qué ver
  • Qué hacer
  • Qué probar

Es una región de la Italia noroccidental en la frontera con Suiza y Francia. 
Como su nombre indica, el Piamonte es la tierra de las montañas: está rodeada por los Alpes, donde están las montañas más altas y los glaciares más grandes de Italia. 

El Monviso, la parte del Piamonte del Monte Rosa y otras espectaculares montañas, ofrecen paisajes de singular belleza. También se encuentran aquí numerosas estaciones de esquí, como la Vía Láctea Sestriere, que, con sus modernas instalaciones, acogen a los entusiastas de los deportes de invierno. 
Con el telón de fondo de los Alpes, se abren grandes valles amplios y pintorescos, incluyendo el de Val di SusaValsesia y Val d'Ossola
Muy diferente pero igualmente digno de mención es el paisaje de las colinas de Langhe y Monferrato: una cadena de colinas cubiertas de viñedos, salpicados de pequeños pueblos y castillos. 

Lagos y campos de arroz con largas filas de álamos y antiguas granjas son los escenarios típicos de las llanuras que se extienden en Novara y Vercelli
Un destino turístico por excelencia es el Lago Mayor, con Stresa y la  islas Borromeo, encantadores paisajes que son el hogar de hermosas casas antiguas rodeadas de parques que recuerdan el más puro estilo inglés. 

Pero la naturaleza es sólo una de las muchas atracciones de Piamonte. 
Muchos otros son los rostros de esta región: desde Turín (la capital italiana del coche) con su historia y su patrimonio artístico, hasta las otras ciudades, incluyendo varios centros históricos como los de Cherasco, Alba y Ivrea
También están los atractivos castillos medievales, como el impresionante castillo de Ivrea, las notables construcciones, como las residencias de los Saboya, y los Sacri Monti.
Acqui Terme y Vinadio, históricas localidades termales, garantizan la atención y el tratamiento para una estancia de bienestar y relajación. A los visitantes les esperan descubrimientos y sorpresas de todo tipo, incluyendo una amplia oferta gastronómica capaz satisfacer todos los gustos. 

Las provincias son: Turín (capital), Alessandria, AstiBiellaCuneoNovaraVerbano-Cusio-Ossola y Vercelli. 

El primer paso para explorar la región de Torino es el Museo Egipcio, uno de los más grandes del mundo, el Santo Sudario, una de las reliquias más valiosas de la cristiandad, la famosa Mole Antonelliana, que domina la ciudad y alberga el Museo Nacional del Cine y el Museo del Automóvil.

 
El maravilloso palacio Venaria Reale es un conjunto arquitectónico de gran encanto, reconocido por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad junto con otras residencias reales de los Savoia. 
La visita guiada a las Residencias Reales de los Saboya comienza en Torino y termina en el territorio circundante: el Palacio Real, el Palacio Carignano, la casa de caza de Stupinigi, sin olvidar el Castillo Real de Racconigi y el Palacio Madama


Obras maestras de la arquitectura religiosa son los Sacri Monti, lugares de culto ricamente decorados, diseminados por toda la región: en Varallo Sesia, en Serralunga di Crea y Ponzano Monferrato, en Orta San Giulio, en Ghiffa y en Domodossola


Otros destinos que no se pueden saltar son algunas de las localidades históricas, como Cherasco "la ciudad de la muralla estrellada", Savigliano, rica en monumentos, Alba Ivrea
Entre las abadías más famosos están Staffarda, impresionante ejemplo de arquitectura gótica, y la de Novalesa, cerca de Susa. 
De especial importancia es también la Sacra di San Michele, un antiguo santuario donde los aspectos religiosos se mezclan maravillosamente con aquellos arquitectónicos y naturales. 


La orilla del Lago Maggiore está llena de lugares turísticos como Arona, con la colosal estatua de San Carlo, Stresa y las islas Borromeo, con hoteles, villas y jardines. 
Las estaciones de esquí de Sestriere y de la Vía Láctea son uno de los sistemas más importantes de pistas para los deportes de invierno en Europa. 
Muchas son también las reservas y parques naturales, incluyendo el Parque Nacional del Gran Paradiso, donde se encuentran glaciares, lagos naturales, flora y fauna protegidas. 

Rica en recursos naturales y paisajísticos, el Piemonte ofrece la oportunidad de disfrutar de unas vacaciones llenas de deporte, de relajación y entretenimiento para alternar los momentos de descanso con visitas al patrimonio artístico. 


En el singular escenario de los Alpes, encontramos lugares de fama internacional como Sestriere Val di Susa entre otros, que ofrecen una amplia red de pistas para practicar numerosos deportes, desde la bajadas más empinadas de esquí hasta el esquí de fondo, desde el patinaje sobre hielo hasta el snowboard, mientras que los amantes de la aventura pueden dedicarse a la escalada en paredes rocosas o al rafting en torrentes. 


En verano, las colinas y valles ofrecen rutas de senderismo de variada dificultad y algunos recorridos de la Via Alpina, con senderos y refugios desde el Monviso a las montañas alrededor de Verbania
Hay muchas actividades que aún se practican en los senderos al aire libre: itinerarios ciclistas a lo largo del Po y en la provincia de Vercelli, con la bicicleta de montaña a lo largo de las orillas del Sesia, campos de golf en varios centros de toda la región, así como velawindsurf canoa a orillas del Lago Mayor


La naturaleza también ofrece recorridos para explorar la cultura local y otras caras de la región: por ejemplo, en Val Germanasca se organizan visitas guiadas a las minas de talco, que han marcado la historia del territorio, mientras que los Sacri Monti ofrecen itinerarios de devoción en magníficas áreas protegidas. 
El Piamonte es una tierra de excelencia para la elaboración del vino, desde el Monferrato a las Langhe, desde el Astigiano, a los Colli Tortonesi: las numerosas rutas del vino conducen a hermosos paisajes, con paradas en bodegas para degustar vinos y productos típicos locales, como la perfumada trufa de Alba. 


Para unas vacaciones de salud y bienestar, se puede optar por las termas más famosas de la región, como Acqui Terme, rodeada de las pintorescas ruinas de un acueducto romano. 
No hay que perderse, por último, los eventos culturales y celebraciones de trascendencia internacional, como "Il Salone del Libro" y el famoso festival del chocolate "Cioccolatò", que se celebran anualmente en Turín, así como los festivales y celebraciones de la cultura local, como el famoso Carnaval de Ivrea, el Palio de Asti y muchos otros. 


Las más típicas especialidades de la cocina regional son la fondue y la "bagna cauda": salsas que resaltan el uso de la trufa de Alba y de las verduras crudas. Excepcionales son también el gran frito mixto, el braseado al barolo, la liebre estofada y la gran variedad de quesos, como el tomo, el robiole, el bruss de Langhe, el gorgonzola de Novara o el sernium de Biella


Cada ciudad tiene sus dulces característicos: en el caso de Turín es el chocolatesobre todo los bombones(cómo olvidarse de exquisitos gianduiotti hechos con avellanas de las colinas de  Langhe y Monferrato), las galletas de Novara, los "bicciolani" de Vercelli, los "crumiri" de Casale, los "cuneesi" al rón y las castañas confitadas de Cuneo, el turrón de Alba, los "baci di dama" de Alessandria y Asti, los amaretti de Novi

Por último, los productos de Torino son de fama mundial, como los grisini y el vermú. El Piamonte produce algunos de los mejores vinos para el asado italiano: BaroloBarbarescoGattinara, el Ghemme, NebbioloFreisaGrignolinoBarbera y Dolcetto