Está vd. en Home / Descubre Italia / Molise

Molise

  • Descripción
  • Qué ver
  • Qué hacer
  • Qué probar

Situada en el centro-sur de Italia, Molise se encuentra entre los Apeninos y el Mar Adriático. La naturaleza, la historia, el arte, las tradiciones y la gastronomía son los tesoros de esta tierra aún poco conocida. 
Al visitar Molise, se experimenta una sensación de "descubrimiento", empezando por su territorio, principalmente montañoso y accidentado, marcado por los característicos "tratturi" (cañadas), rutas históricas de la trashumancia que unen los pastos de Abruzzo y los de Apulia. 

El Parque Nacional de los Abruzos, Lazio y Molise revela inesperados y magníficos paisajes, así como varias reservas naturales que protegen las especies vegetales y los animales típicos de esta zona. 
Son escenarios naturales puros que rodean los dos centros de esquí más importantes de la región: Campitello Matese y Capracotta. 

La costa de playas de arena está rodeada de vegetación mediterránea con un mar cristalino, que este año ha sido premiado con la Bandera Azul. 
La milenaria historia y cultura de la región se puede descubrir visitando los yacimientos arqueológicos, conventos, pueblos y castillos, numerosos en el territorio.

La supervivencia de costumbres y tradiciones, de las actividades artesanales y de los antiguos oficios, ya desaparecidos en otros lugares, es una característica única que convierte Molise en un "pequeño mundo antiguo". 

Las provincias son: Campobasso (capital) e Isernia

La ruta hacia el descubrimiento de la zona empieza en Campobasso, centro rico en historia y cultura, dominado por el imponente Castillo de Monforte
De particular importancia es el Museo Provinciale Sannitico, que expone un valioso testimonio de las civilizaciones que habitaron en la zona desde la historia temprana hasta el período samnita

Resulta también interesante el centro histórico de Isernia, con la fuente del siglo XIII y la antigua zona prehistórica, situada a las afueras de la ciudad. 
Bien vale la pena la visita de dos pequeños pueblos donde todavía se mantienen oficios antiguosAgnone, especializado en la fabricación de campanas y responsable de las de las iglesias más importantes del mundo, y Scapoli, el pueblo de la gaita, que ha dedicado un museo a este antiguo instrumento musical. 

También son importantes los yacimientos arqueológicos, entre los cuales el samnita Pietrabbondante, con su hermoso teatro, Sepino con las ruinas de la ciudad romana y Larino, que además de notables restos romanos, posee un magnífico ejemplo del arte medieval: la catedral de estilo románico-gótico. 
Otros lugares importantes son Termoli, un centro turístico y puerto, con su majestuoso Castello Svevo y la catedral románica, y Venafro, con el castillo Pandone, la catedral románico-gótica y los restos arqueológicos de épocas romana y pre-romana. 

Hay muchos castillos en la región, entre los que destaca el de Pescolanciano, así como abadías y santuarios, como la Abadía Benedictina de San Vincente al Volturno, el Santuario de de la Addolorata de Castelpetroso y el Santuario de Canneto en Roccavivara. Espléndidos ejemplos de arquitectura románica son, por último, la iglesia de San Jorge en Petrella Tifernina y la iglesia de Santa Maria della Strada en Matrice. 

Merecen una visita los "Tratturi" (cañadas), caminos de hierba a lo largo de los cuales los pastores de antaño llevaban los propios rebaños en los períodos de tranhumancia y que hoy constituyen un emocionante testimonio de la cultura campesina y pastoril.

Una visita obligada para los aficionados de los deportes de invierno se encuentra en Campitello Matese, la estación con más nieve del centro-sur de Italia. 

Desde las cumbres del Apenino a la costa, la naturaleza pura de Molise es el lugar ideal para unas vacaciones de relax, deportes y excursiones a los lugares más característicos de la región. 

Quien ama la naturaleza puede practicar el senderismo en varias áreas protegidas: en el típico paisaje apenino del Parque Nacional de los Abruzos, Lazio y Molise, o en un ambiente diferente como el oasis de Adena de Guardaregia-Campochiaro, entre bosques, arroyos, cañones y cascadas. 
Muchas zonas montañosas se pueden visitar en bicicleta de montaña, mientras que por la costa se pueden seguir rutas en bicicleta. 

Continuando en el corazón de la naturaleza, se puede experimentar algo único, como paseos a caballo por el largo camino de los "tratturi", es decir, a la manera antigua de la trashumancia, que constituye la verdadera característica de Molise. En Pescolanciano, en varias zonas de la provincia de Campobasso y en cualquier lugar de la región, estos recorridos históricos son una oportunidad para sumergirse en la historia y la civilización locales. 

La emoción de esquiar en alta montaña está asegurada por las pistas de Campitello Matese, la estación más importante de Molise, junto con la de Capracotta, también conocida por las pistas de esquí de fondo

Desde Termoli a Campomarino, en la costa se pueden pasar unas vacaciones tranquilas y practicar todos los deportes de agua entre amplias playas de arena, aguas cristalinas y modernas instalaciones. 
Los más golosos pueden seguir un recorrido gastronómico desde Molise, a través de las tierras cubiertas de viñedos y pueblos típicos, con paradas para degustar vinos y productos locales, como la famosa trufa blanca de San Pietro Avellana. 

Tierra de tradiciones antiguas, Molise ofrece varios itinerarios espirituales en ambientes límpidos como el Santuario de Santa Maria del Canneto, en Roccavivara, o el Santuario de la Addolorata, entre las montañas de Castelpetroso. 

Por último, no hay que perderse los eventos y fiestas que mantienen vivas las tradiciones locales: el Festival Internacional de la Gaita de Scapoli, la Feria de la trufa blanca en San Pietro Avellana, manifestaciones folklóricas como "El 'Ndocciata", procesión nocturna en traje tradicional, que se celebra anualmente en Agnone, o la Pezzata, la fiesta del cordero en Capracotta, y muchos otros más. 

 En esta tierra de vocación agrícola, la cocina regional se basa en los productos de la tierra, ricos de la influencia de las regiones vecinas. Muchos de los platos característicos que van desde la pasta alla Chitarra pallotte (queso y huevos) pasta , polenta , frijoles, y el cordero asado a través de turcinelli, que consiste en tripas de cordero. 

Entre los destacados están el aceite de oliva extra virgen, la trufa de Isenia y la pasta de trigo duro. Varias son las carnes incluida, la saggicciotti, (paté de hígado), y pampanera Ventricina,( tocino con pimiento rojo) secado en el horno.
La prerrogativa culinaria de la región son los productos lácteos, especialmente quesos mòrbidos, como el “caciocavallo” y la “stracciata di Agnone” del Alto Molise, el fiordilatte de Boiano , la mozzarella de búfala de Venafro o el queso pecorino del Matese. 

Los vinos locales de òptima calidad como el Biferno y el Pentro. 
Entre los dulces tradicionales, la medalla de honor la recibe la "mostarda d’uva" (mermelada de Molise Campo), mientras que los"cauciuni" (pastas rellenas de dulce y garbanzos), barquillos rellenos (wafers rellenos de nueces y almendras), las "peccellate" (pasteles rellenos con un extracto de uva cocido o mermelada) y los "cippillati" (raviolis rellenos de cerezas)  son la mejor manera de terminar con la comida dulce. Exquisitos también los dulces navideños.