Está vd. en Home / Descubre Italia / Friuli Venecia Julia

Friuli Venecia Julia

  • Descripción
  • Qué ver
  • Qué hacer
  • Qué probar

Es la región situada en el extremo noreste de Italia, en la frontera con Eslovenia y Austria. 
Friuli Venecia Julia se asoma sobre el mar Adriático y se encuentra rodeada por altas montañas, presentando así paisajes diversos. Impresionante es la altiplanicie del Carso, formada por roca desnuda golpeada por el viento, donde la erosión del suelo ha dado vida a una serie de grutas, concavidades y manantiales. 

Espectaculares son los panoramas de alta montaña de las Dolomitas Orientales, del Carnia y de los Alpes Julianos, entre lagos, valles y áreas protegidas. Desde la frontera con Véneto en Monfalcone, la costa está bordeada de lagunas y presenta largas playas arenosas, en las que se encuentran varias localidades turísticas: como la renombrada Lignano Sabbiadoro; entre Monfalcone y Trieste en cambio, es rocosa.
 
A la gran variedad de paisajes corresponde igualmente un patrimonio cultural rico y variegado, determinado por una historia compleja y por la confluencia, en esta tierra, de muchas poblaciones. 
Por este motivo Friuli Venecia Julia se presenta como un pequeño universo en el que se mezclan muchas tradiciones diferentes: es la "tierra de los contrastes”. 

Las provincias son: Trieste (capital), GoriziaPordenoneUdine

Entre las excelencias de la región tenemos la antigua ciudad de Aquileia, uno de los más importantes centros del imperio romano. Declarada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad, es rica en restos históricos como el foro, los restos del puerto fluvial y la basílica, uno de los mejores ejemplos de arte paleocristiano. 
Monumento natural de singular valor son los Dolomitas, otro patrimonio de la Unesco, que ofrecen escenarios y colores extremadamente sugestivos tanto en invierno como en verano: espejos de agua cristalinos, nevadas cimas y evocadores valles. 
De la altiplanicie del Carso al mar, Trieste ofrece mucho por descubrir; los históricos cafés, los edificios neoclásicos a lo largo del Canal Grande y los otros monumentos revelan el atractivo de esta ciudad centroeuropea y su glorioso pasado. 

Otra meta para no perderse es Gorizia, de carácter marcadamente cosmopolita, con el castillo medieval que cuenta siglos de historia. 
Fascinante también es Udine, dominada por el antiguo castillo y embellecida por las obras de Giambattista Tiepolo. Y, por último, Pordenone, con sus antiguos edificios y el característico “Corso” con anchísimos portones. 

Muchas ciudades y numerosos pueblitos enriquecen la región con su arte y sus tradiciones, desde Grado, caracterizada por su histórico centro veneciano pasando por el pueblito de San Daniele que conserva en la iglesia de San Antonio los frescos más apreciados de la región, hasta Cividale del Friuli, ciudad histórica y sede del primer ducado longobardo en Italia. 

Los ambientes incontaminados de Friuli Venecia brindan mil ocasiones para unas vacaciones inolvidables en busca de actividad física, bienestar y diversión. Desde los Dolomitas a los Prealpes y los Alpes Cárnicos, la montaña friulana es la meta ideal para los apasionados de los deportes invernales: esquí, snowboard, escalada, patinaje sobre el hielo y trekking. Famosas localidades para esquiar, como Tarvisio, Piancavallo, Sauris o Sella Nevea ofrecen a los visitantes kilómetros de pistas y modernas instalaciones entre sugestivos macizos rocosos y encantadores panoramas. 

En laguna de Grado en Lignano Sabbiadoro, la costa arenosa y el mar límpido permiten transcurrir momentos de relax entre emocionantes partidos de beach volley, esquí náutico, windsurf, vela, largas pedaleadas y juegos de agua en divertidos parques acuáticos. Y luego, noches al calor de la diversión y la mundanería en discotecas, locales y restaurantes. 

Hay una amplia variedad de campos de golf para elegir por todo el territorio, en un marco de magníficos paisajes. 
Las tantísimas áreas protegidas revelan majestuosos escenarios y característicos entornos en los que pasear y hacer excursiones en la naturaleza, caminando o en bicicleta: la Reserva del Valle Cavanata, apta también para el birdwatching, la reserva marina de Miraramare apta para el seawatching, el Parque Natural de los Dolomitas, reino del alpinismo y la escalada, con colinas ideales también para recorrer a caballo. 

Numerosos también son los recorridos en pos del descubrimiento de ambientes puros: el rocoso promontorio del Carso entre rocas calcáreas y grutas, las orillas del Tagliamento y otros ríos; o Carnia, donde el aspecto natural se une al histórico, entre restos de fortines, galerías y otros testimonios del primer conflicto mundial. 

Para unas vacaciones regeneradoras en nombre de la salud, el bienestar y la belleza se puede ir a los famosos centros termales, entre los cuales se encuentran las históricas Termas de Grado o las de Lignano Riviera, con tratamientos basados en el agua marina. 
Desde las montañas hasta el mar, los recorridos para descubrir el vino y la buena mesa atraviesan toda la región entre extensos viñedos y granjas agrícolas donde se pueden probar especialidades y productos típicos, entre ellos el famoso jamón de San Daniele o el queso de Montasio. 

Son numerosos los eventos en todas las estaciones: manifestaciones culturales como el Pordenonlegge, fiestas religiosas características como "El Pardòn" de Barbana, innumerables festivales y ferias populares gastronómicas, como "Sapori di Carnia" en Raveo, "Friuli Doc" en Udine o "Aria di Festa" en San Daniele. 

 En la cocina de Friuli Venecia Julia es notable la influencia de la cultura eslava, centroeuropea y véneta. Se basa principalmente en recetas simples y en la autenticidad de los ingredientes: carne, lácteos, embutidos y legumbres con las que son creadas sabrosas especialidades. 

Platos característicos son la polenta, la “porcina”, compuesta de carnes de cerdos hervidas y embutidas, servida con chucrut y mostaza, ensopados y sopas de hortalizas y legumbres.

 El producto típico por excelencia es el jamón de San Daniele, conocido y exportado a todo el mundo, seguido por queso de Montasio y el jamón ahumado de Sauris. 
Entre los embutidos sobresalen los salchichones (o salames), la “soppressa”, las salchichas y el musèt con el brovada, (salchicha servida con nabos avinagrados en el vino). 

El postre regional más difundido es la “gubana”, un rollito de masa rellena de fruta seca. Exquisitos también son los strudel y las tartas de fruta. 
Rica producción de vinos de alta calidad, tintos y blancos se unen a los gustosos platos tradicionales, entre los cuales el Refosco, el Terrano, el Malvasia, el Tocai, el Rebula. 

Friuli Venecia Julia es también famoso por la producción de destilados, entre los cuales la famosa "grappa" (una especie de aguardiente), tradicionales o aromatizados.