Está vd. en Home / Descubre Italia / Calabria / Crotone

Crotone

  • Descripción
  • Qué ver
  • Qué hacer
  • Qué probar

Áreas marinas preciadas, muy cerca de la montaña y de oasis naturales que parecen el paraíso. La provincia de Crotone en Calabria es relativamente joven, instituida en 1992, tras una distribución del territorio de la provincia de Catanzaro, con la que ahora limita al suroeste. Al noroeste limita con la provincia de Cosenza y se asoma por el este al Mar Jónico. 

Los colores del mar abarcan desde el azul cielo hasta el verde esmeralda, embelleciendo una costa rica en historia y naturaleza, hasta el punto que recibió la definición de área marina protegida en 1991. El Área Marina Capo Rizzuto es la más amplia de Italia, con una superficie de casi 15.000 hectáreas de mar. Ocho promontorios delimitan el área protegida, el primero de los cuales es el de Capo Colonna, un auténtico yacimiento arqueológico, símbolo de los fastos gloriosos de Magna Graecia. Aquí se erige la única columna de estilo dórico del famoso templo dedicado a la diosa Hera Lacinia. 

Siguiendo la costa del área protegida, se llega a Punta Le Castella, último baluarte de la reserva, con la fortaleza de época bizantina situada en el islote que vio nacer a Ugurk-ali, comandante de la flota imperial de Constantinopla. 

El territorio de la provincia comprende también áreas de interés geológico y amplios espacios de interés natural, como el Parque de la Montagnella - con el Valle del Giglietto y la cumbre del Monte Pizzuta - y el Parque Nacional de la Sila. Las selvas y bosques de la Sila constituyen un patrimonio incalculable para la comunidad y para toda la nación.

El pueblo de Palumbo es uno de los lugares más llenos de historia y folclore de la región. Situado a 20 km de Cotronei, Palumbo ofrece escenarios maravillosos, desde el Lago Ampollino hasta la selva interminable. La aldea Principe, por último, está situada a 1479 metros, y está sumergida en bosques de pino laricio y haya, enriquecidos por un maravilloso sotobosque. 

Capo Colonna, Templo de Hera Lacinia, CrotoneLa capital, según cuenta la leyenda de Ovidio, debe su origen a Hércules, que regresaba de uno de sus míticos trabajos, en honor de su amigo Crotone, muerto accidentalmente a manos del héroe, que intentando poner remedio al grave error, decidió construir una ciudad para recordarlo. Sin embargo, históricamente, esta es la ciudad de la escuela griega fundada por Pitágoras y la tierra del atleta olímpico Milón.

Entre los lugares más conocidos, recomendamos el Castillo de Carlos V situado en la parte antigua de la ciudad, así como la Catedral, que alberga importantes y valiosas manufacturas. El centro histórico se desarrolla a lo largo de la muralla con sus Palacios Nobiliarios en la ciudad vieja. El Museo Arqueológico Nacional conserva piezas únicas, en especial el tesoro de Hera

A pocos kilómetros de la ciudad se encuentra el yacimiento arqueológico de Capo Colonna, donde anteriormente se situaba el antiguo templo de Hera LaciniaCirò, famosa por el vino del mismo nombre, está situada en una colina sobre Punta Alice, alrededor de los restos del Castillo feudal de los Carafa. La aldea vieja está bien conservada y comprende muchas viviendas señoriales, calles intrincadas, escaleras y edificios religiosos. La parte más antigua del pueblo inicia con la Puerta de Mavilia. En esta zona se pueden admirar edificios históricos como el palacio Capoano, el palacio Vergi, Pignataro, Astorini-Susanna, Liotti, Adorisio. 

Cirò Marina se separó de Cirò en 1952. Aquí se encuentran importantes centros arqueológicos y culturales, como los restos del templo de Apolo en estilo dórico que se descubrieron en 1921 en Punta Alice. El centro habitado de la ciudad está rodeado de naranjos, viñas y olivares y desde hace seis años presume de bandera azul gracias a la calidad de su mar y de sus servicios. 

Isla de Capo Rizzuto tiene orígenes antiguos y su nombre deriva del término Asylos, che indica un refugio, una protección. También es muy conocida la localidad de Le Castella, caracterizada por la bellezza de su mar y por su Castillo aragonés, que parece surgir de las aguas, conectado a la tierra por una fina lengua de tierra. Destaca también la Catedral, que nos recuerda que Isola fue sede episcopal hasta 1818. El Acuario es además un Centro de Educación para el Ambiente Marino, en especial para los jóvenes. Entre los lugares conocidos destacan la Torre Vieja y la Torre Nueva, partes del sistema defensivo costero.

San Severina es uno de los centros más sorprendentes de Calabria: Surge sobre una roca a 326 metros sobre el nivel del mar, erigiéndose en el centro del valle del río Neto. Por su curiosa ubicación la llaman el "barco de piedra". El Castillo de San Severina, con sus cuatro imponentes torres, es visible desde cada rincón del valle. La catedral se remonta al siglo XIII y muestra las huellas de las modificaciones históricas aportadas con el paso los siglos. La iglesia de Santa Filomena, también conocida como "Pozzolino", se articula en dos pisos y la zona inferior está dedicada a la Virgen del Pozo.

Lago Ampollino, provincia de Crotone | Fonte: wikicommons, photo by BeppeveltriItinerarios artísticos para descubrir recintos arqueológicos se alternan con las numerosas excursiones por los parques naturales y en la montaña. El Lago Ampollino permite agradables aventuras en canoa o en patín. El marquesado se puede descrubir también en bicicleta gracias a los itinerarios naturales e histórico-culturales. 

Entre los más frecuentados se encuentra el territorio de los antiguos ferrocarriles Cutro-Crotone-Papanice, con sus galerías aún intactas y una fauna que en primavera se enriquece con garzas y gallaretas. El itinerario Macchia dell’Arpa tiene forma de anillo y se extiende por una franja de vegetación de hayas en las zonas 1 y 2 del Parque Nacional de la Sila. Cruzando los bosques se pueden admirar las fuentes sin contaminar y las exclusivas rocas graníticas de Fosso Iannace. Por último, muchos ciclistas se atreven con el recorrido elíptico del Gariglione, un oasis de inusitada belleza en el corazón del Parque Nacional de la Sila.

Las excursiones por el Parque Nacional de la Sila pueden ser una ocasión imperdible para los aficionados a la fotografía y al bird y biowatching. Además, la cumbre del Monte S. Barbara se utiliza como Observatorio Astronómico

El Senderismo Fluvial es una manera para vivir en contacto directo con los entornos naturales silvestres e incontaminados. Las excursiones se hacen siguiendo el cauce del torrente, a menudo con los pies en remojo, en dirección opuesta a la corriente. En algunos casos, como las gargantas bajas del Tacina, el Migliarite y el Senapite, se trata de excursiones extremadamente difíciles, destinadas a excursionistas expertos y entrenados, pero sin duda muy gratificantes. En otros casos, como las fuentes del Tacina o el camino del Vergari, son accesibles también a los menos expertos. Se camina a menudo en el agua, y a veces incluso se nada. También son muchos los yacimientos geológicos que se pueden descubrir: el de Zinga, el Geoparque Ipogeo Alto Crotonese o el Cea Vilal Daino.

Los amantes del mar pueden atreverse con rutas de submarinismo para descubrir la flora y la fauna del Área Protegida de la Isla de Capo Rizzuto y de los exclusivos fondos del tramo de costa que se extienden desde Cirò Marina hasta Capo Piccolo.

Salame calabrese, CrotoneEl producto más conocido de la provincia es sin duda el preciado vino de Cirò, con denominación de origen.

Recordamos también el pan de Cutro, exportado a muchas regiones del norte de Italia, producido con harina de trigo duro. Entre los productos típicos destacan el queso pecorino cotronese, producido con leche de oveja de producción local. En la zona se encuentran también la soppressata, embutido típico local, la sardella, llamada el caviar del sur o de los pobres: nace de la elaboración del pescado con guindilla roja y aromas silvestres. Pipi patati es el plato típico del verano, hecho con pimientos y patatas salteados en la sartén con ajo y aceite.