Está vd. en Home / Descubre Italia / Basilicata / Potenza

Potenza

  • Descripciòn
  • Qué ver
  • Qué hacer
  • Qué probar

La provincia de Potenza, una de las dos provincias de Basilicata, cuenta en total con cien municipios, entre los que se encuentra Potenza, la capital de región más alta de Italia (819 metros). Su parte oeste se asoma en un breve tramo en al Mar Tirreno, limitando con Campania (provincia de Salerno y provincia de Avellino), al norte con Apulia (provincia de Foggia, provincia de Barletta-Andria-Trani y provincia de Bari), al este con la provincia de Matera y al sur con Calabria (provincia de Cosenza). 

Más extensa que la otra provincia lucana, Potenza se caracteriza por la variedad de ambientes que la forman. De hecho, en el interior se encuentran diferentes centros industriales, como el de S. Nicola de Melfi, y ambientes puramente naturales como el lago de Monticchio y los lagos artificiales de Monte Cotugno, Pertusillo, Acerenza, y Rendina. 

Y aún hay más: la costa de Maratea, única salida al mar de la provincia, la zona central de la selva lucana, el enorme Parque Nacional del Pollino, compartido con la provincia de Matera y con Calabria y las reservas naturales del Lago Pantano de Pignola (gestionada por WWF) y de la Abetina

Aunque haya sido reconstruida en su mayoría tras los numerosos terremotos que la han afectado a lo largo de los siglos (el último en 1980), Potenza conserva muchos e importantes testimonios de su pasado. Entre los monumentos que hay que visitar destacan la Catedral, construida en el siglo XII y retocada en época neoclásica, que conserva valiosas obras de arte; la Torre Guevara, huella de un antiguo castillo medieval; la Villa Romana de Malvaccaro, famosa por sus valiosos mosaicos; la Edicola de San Gerardo, un pequeño templo erigido en el siglo XIX para alojar una estatua muy venerada del santo; el Museo Arqueológico Nacional y el Museo Arqueológico Provincial, donde se conservan numerosos hallazgos relacionados con las vicisitudes históricas de Potenza; El Archivo de Estado con documentos desde el siglo XIV y numerosos pergaminos.

Merece la pena una visita a la Iglesia románica de San Michele Arcangelo, construida en el siglo XII en estilo románico, que atesora interesantes obras como la “Madonna del Carmine” y la “Virgen del Rosario y de los quince misterios”, la Iglesia de Santa María del Sepolcro, que se remonta al siglo XII, donde se puede admirar un bajorrelieve en mármol que representa una “Virgen con el niño y los ángeles”.
 
Muy cerca de Potenza merecen una visita las aldeas de Tolve y de Vaglio Basilicata, donde se encuentra un poblado indígena y un santuario (santuario de la diosa Mefitis) de los más antiguos de la región. En la zona noroccidental de Potenza surgen una serie de localidades sumergidas en la naturaleza, rodeadas de valles verdes y profundos bosques de rebollos, castaños, hayas y abetos. Entre ellos cabe destacar Muro Lucano, con el Castillo, la Catedral y el Museo arqueológico nacional. 

De las pequeñas ciudades al sur de la capital, en la zona montañosa del Melandro, merecen una visita la aldea medieval de Brienza, Picerno, y Vietri di Potenza. En la zona suroriental de la Provincia surgen los Dolomitas Lucanos, corazón del homónimo Parque Natural Regional, con las encantadoras aldeas de Brindisi di Montagna, Castelmezzano y Pietrapertosa, el municipio más alto de Basilicata con sus 1088 metros. 

En la parte septentrional de la provincia se encuentra la zona del Monte Vulture, un volcán inactivo completamente cubierto de bosques. En sus alrededores surgen dos importantes castillos. El primero es Castel Lagopesole, en el municipio de Avigliano y construido por voluntad del emperador Federico II de Suabia, que lo hizo construir en 1242 sobre los restos de construcciones anteriores. Entre las particularidades del castillo, destaca la presencia en su interior de una iglesia y no de una simple capilla, como en otras construciones similares de aquella época. El segundo es el Castillo de Melfi, también construido por voluntad de Federico II sobre los restos de una fortificación anterior. El castillo se encuentra en el corazón de la homónima y sugestiva aldea medieval, que merece sin duda una visita. 

Hay que mencionar también el Castillo de Venosa, una pequeña ciudad famosa por ser la ciudad natal del poeta Horacio. Además del castillo, que alberga el Museo arqueológico nacional, se deben visitar la Catedral, la Abadía de la Trinidad y el Parque Arqueológico, una amplia zona de excavaciones a la que pertenecen las termas, la domus, los complejos residenciales y episcopales, la iglesia inacabada y el anfiteatro. 

No muy lejos de Venosa se encuentran las Catacumbas judías y cristianas
Señalamos también la Catedral de Acerenza. En la zona de la provincia cerca de la costa del Tirreno cabe destacar la Zona arqueológica de “Grumentum”, una antigua ciudad romana fundada en siglo III a.C., de la que se conservan numerosos restos: el teatro, el templo itálico, la domus con mosaicos, el área del Foro con el Capitolium, el Augusteo, la Basílica y el anfiteatro.
En las cercanías está el Museo Nacional dell’Alta Val d’Agri. Hay que mencionar también las aldeas de Moliterno, Marsico Nuovo, Viggiano, Rivello, y Lagonegro.

 Por último, en la costa del Tirreno se encuentra la encantadora ciudad de Maratea, con su centro histórico y sus estrechas y sugestivas callejuelas de carácter medieval. Maratea también se conoce como la “ciudad de las 44 iglesias” por el gran número de edificios religiosos que hay en ella; entre los que destacan la Iglesia de la Anunziada, la Iglesia de la Immaculada y la Iglesia de Santa María Mayor. No muy lejos del centro, en el monte San Blas, se encuentran también las ruinas de Maratea vieja, el Santuario de San Blas y la estatua del Redentor.

Para los amantes del mar, la provincia de Potenza ofrece 30 kilometros de costa con aguas cristalinas, pequeñas playas escondidas, verde sobre las rocas y paisajes inolvidables. Muchas son las posibilidades para los amantes de las actividades subacuáticas: desde el submarinismo hasta la fotografía, pasando por la pesca en superficie o en apnea. Además de excursiones en barca, esquí náutico, canoa, windsurf. 

Para los aficionados a la espeleología, la costa en el norte de Maratea está plagada de grutas, como la del Sogno (sueño), la del Dragone (dragón), la de los “Monacelli” y la de Marina di Maratea. 

Para quienes practican excursionismo senderismo, la provincia ofrece metas inolvidables en todas las estaciones del año, desde los Dolomitas Lucanos hasta la Serra Dolcedorme. Además, los picaderos y los centros de turismo rural presentes en el territorio proponen soluciones aptas para todos los niveles de experiencia para excursiones a caballo

No faltan las localidades de esquí, como las instalaciones cerca del paso La Sellata, a pocos kilómetros de Potenza. La reserva natural del Lago Pantano de Pignola es un auténtico paraíso para los amantes de la observación de aves, que desde las cabañas de madera diseminadas por el parque pueden observar el comportamiento de cernícalos, gallaretas, milanos, halcones, garzas, cormoranes y en primavera y verano del somorgujo, símbolo de la reserva.

 Por último, hay que señalar el Parco Histórico Rural y ambeintal de Basilicata, (en la selva de la Grancia), articulado en rutas dedicadas al conocimiento de la civilización rural. 

Los sabores típicos de la gastronomía de Basilcata son intensos: la guindilla, las hierbas aromáticas. El elemento base es la carne de cerdo: los lucanos son auténticos expertos en tratar jamones, salchichas, tocinos y pancetas. 
Platos típicos son por ejemplo: cotechinata, frito de cerdo, pimientos con carne de cerdo, morcilla. 

Además de la carne de cerdo, se utiliza también la carne de oveja y cordero. Entre los platos de pescado cabe destacar las sopas de mar, anguilas, truchas y bacalao al horno. Por lo que se refiere a los primeros platos, la protagonista de cualquier comida es la pasta casera preparada de múltiples formas: entre las más típicas encontramos orecchiette, cavatelli, strozzapreti, fusilli y strascinate. Típicos de Basilicata son también los fusilli con alubias

Entre las especialidades gastronómicas hay que mencionar los quesos: scamorze, provole y requesones. Está muy extendida la preparación del “caciocavallo”, así llamado por el método de maduración: las formas se unen y se sujetan a “caballo” de un bastón. No olvidemos el famoso “pecorino de Moliterno”. 

Los tres vinos más famosos de Basilicata son el Aglianico, tinto, (que obtuvo el reconocimiento de la denominación de origen controlado), el Moscato, blanco espumoso, y el Malvasia, vino típico de postre.